Viernes 26 de noviembre



















Embajadores de la juventud

Una veintena de adolescentes entre los 17 a los 20 años, originarios de 13 departamentos de El Salvador, partieron el lunes 22 de noviembre a la Cumbre Mundial "Jóvenes por una Cultura de Paz en el Umbral del Nuevo Milenio", que se celebra en Oaxtepec, Morelos, México.

Ricardo Guevara
El Diario de Hoy
Foto por Ernesto Rivas

Los primeros preparativos para asistir a la Cumbre Mundial de Jóvenes, que se desarrolla en el estado de Morelos, en México, del 22 al 26 de noviembre de 1999, se iniciaron a finales de agosto del presente año.

A partir de entonces, representantes del Ministerio de Educación (MINED) y de la Fundación Empresarial para el Desarrollo (FEPADE) empezaron a exponer a los estudiantes de diversos institutos nacionales la idea de participar en la cumbre.

Después de algunas selecciones y de estudiar varias propuestas se decidió escoger a un grupo de 22 muchachos y muchachas de trece departamentos.

Todos tienen algo en común: pertenecen al Grupo Gestor de la Red Nacional de Juventud (coordinado por el MINED y FESPAD), una agrupación formada por estudiantes de institutos nacionales.

Algunos de los requisitos que los adolescentes tenían que cumplir, para ser candidatos para optar a ese viaje, eran formar parte de un programa de orientación juvenil escolar (promovido por ambas instituciones), poseer cualidades para ser líderes escolares, trabajar en equipo y que tuvieran entre 17 y 20 años.

El inicio de un sueño

"Yo soy estudiante del Instituto Nacional Francisco Morazán, aquí en San Salvador, y fui seleccionada por los representantes de FEPADE y del MINED para viajar a México. Uno de mis objetivos principales cuando regrese al país es compartir con mis compañeras de estudio los conocimientos adquiridos en el congreso", afirma Ana Mercedes Joachin Pérez, estudiante de segundo año.

Desde que fueron escogidos, la delegación de adolescentes recibió charlas sobre las costumbres, tradiciones, creencias y sistema de vida de esa población mexicana.

"Yo no me aguantaba para que llegara la fecha del viaje y poder representar al país en un evento de esta naturaleza, en donde participaran unos dos mil jóvenes provenientes de 70 países", manifiesta Marisol Blanco Claros, de 16 años, originaria de Delicias de Concepción, departamento de Morazán.

Ella, al igual que sus compañeros (once hombres y once mujeres), son estudiantes aplicados y líderes por naturaleza, quienes esperaban ansiosos la llegada de la cumbre.

El día del viaje (el lunes de la presente semana), algunos muchachos tuvieron que levantarse un poco más temprano que lo acostumbrado, debido a la ansiedad y a la responsabilidad de estar exactamente a las ocho de la mañana en el Ministerio de Educación, donde fueron despedidos por la señora Evelyn Jacir de Lovo, titular de esa cartera.

Algunos incluso se despertaron a las dos de la madrugada, ya que viven lejos de la capital y tenían que preparar maletas, ultimar algunos detalles, despedirse de familiares o para encomendarse a Dios, como Marisol, originaria de Delicias de Concepción, Morazán.

Otros jóvenes también tuvieron que viajar desde San Miguel, La Unión, Usulután, Ahuachapán, Sonsonate, Cuscatlán y Chalatenango.

La partida de la delegación de jóvenes salvadoreños fue a eso de las 10 de la mañana, cuando salieron junto a dos representantes (uno del Ministerio y otro de FEPADE) hacia Guatemala, para después continuar su travesía hacia México. Ellos regresarán a nuestro país el próximo fin de semana.

Cultura y deporte

La Cumbre Mundial de Jóvenes es coordinada por el Instituto Mexicano de la Juventud, conjuntamente con la Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Esta cumbre está enmarcada en los preparativos que se llevan a cabo para celebrar el año internacional de la Cultura de Paz en el año 2000.

Para el evento se han preparado actividades culturales, conferencias, mesas redondas, jornadas deportivas, culturales y de convivencia juvenil.

Además se desarrollan temas de interés social, cultural y de actualidad como la valoración del ser humano, afectividades, el cuerpo humano y las relaciones personales, la responsabilidad y respeto en las relaciones sexuales, democracia y participación social, derechos humanos, la guerra y los refugiados y la construcción de equidad de género, entre otras temáticas.

"Los jóvenes de hoy están preocupados por los problemas económicos, políticos y sociales de nuestros países, además de la delincuencia y la violencia que afecta a la mayoría de ciudadanos", afirma la señorita Joachin Pérez, quien dijo que el destino de El Salvador se encuentra en manos de los adolescentes, por lo que es importante crear una cultura de paz, basada en el respeto y en la dignidad de las personas.

Al regresar del viaje se espera que participante comparta su experiencia con sus compañeros de estudio para formar un poco de conciencia social y cultural en los jóvenes salvadoreños.

Jóvenes del nuevo milenio

Marisol Blanco Claros, 16 años, Delicias de Concepción, Morazán

"Me siento muy orgullosa de participar en esta Cumbre Mundial de Jóvenes, en donde participaran unas 70 delegaciones de diferentes paises".

Jenny Elizabeth López, 17 años, Ahuachapán

"Nosotros nos hemos convertido en embajadores de la juventud salvadoreña en el extranjero y debemos de tratar de poner en alto a nuestro país en este tipo de eventos, ya que somos el futuro".




[Nacional] [Negocios] [Deportes] [Editorial] [Espectáculos] [El País] [Chat]
[
Obituario] [Escríbanos] [Ediciones anteriores] [Otros Sitios] [Hablemos] [VIDA] [Guanaquín] [Vértice]
[
RUZ'99] [Portada]