Jueves 18 de noviembre


Argentina espanta sus fantasmas y noquea a España

España no pudo con el compromiso. Los argentinos, que venían de perder 0-2 ante el Español de Barcelona, recurrieron a la fórmula más pública del fútbol internacional: frenar a Guardiola y bombardear la meta ibérica. Fue 2-0 albiceleste.

Sevilla, España

EFE.- La selección de Argentina, gracias a un afortunado tanto de Christian González que inauguró el marcador, se resarció de su derrota en Barcelona y se impuso a España 2-0 merced también a su experiencia y a su mayor consistencia, con lo que José Camacho, a la decimotercera, perdió su primer partido desde que se hizo cargo del equipo español.

España, que sólamente había caído en Sevilla ante Francia (1-2) en los 39 partidos anteriores disputados, cumplió, no obstante, uno de los objetivos marcados. Se enfrentó a un rival de entidad para medir los progresos ante la futura Eurocopa 2000, pero dejó entrever defectos como falta de compensación entre las bandas y carencia de alternativas en la creación cuando Josep Guardiola es frenado.

Otra cara

Desde el primer momento el equipo de Marcelo Bielsa mostró una cara muy distinta a la de Montjuic. Con el milanista Roberto Ayala como jefe desde atrás, el cuadro albiceleste se mostró mucho más ordenado y con más concentración.

España careció de compensación entre las bandas y de profundidad para desbordar a un equipo cada vez más asentado en su orden y que incluso se decidió a desplegar un par de ataques . En uno de ellos el meta José Francisco Molina abortó en una doble intervención una gran ocasión albiceleste y en el segundo el zaragocista Christian González contó con la fortuna para inaugurar el marcador.

El 0-1 obligó al conjunto de Camacho a buscar con más descaro el ataque y permitió a los hombres de Bielsa a navegar en las aguas del contragolpe, en las que jugadores como López se desenvuelven a las mil maravillas.

España le echó raza, corazón y casta, pero Argentina es un equipo experto, curtido en las batallas a las que quieren llegar Camacho y sus pupilos.

El partido se animó porque los españoles se lanzaron al ataque sin reservas, con alma y corazón, y Argentina sentenció a través de Mauricio Pochettino a la salida de un córner.


[Nacional] [Negocios] [Deportes] [Editorial] [Espectáculos] [El País] [Chat]
[
Obituario] [Escríbanos] [Ediciones anteriores] [Otros Sitios] [Hablemos] [VIDA] [Guanaquín] [Vértice]
[
RUZ'99] [Portada]