Jueves 18 de noviembre


Sólo falta el dictamen de la tómbola

Inglaterra, Turquía, Eslovenia y Dinamarca completaron ayer la relación de los 16 participantes en la Copa Europea de Naciones del 2000. Ahora, sólo resta esperar la conformación de los cuatro grupos de la primera fase, que se disputará alternamente en Holanda y en Bélgica.

Londres, Inglaterra

EFE.- Inglaterra hizo valer la victoria de 0-2 que logró el pasado sábado contra Escocia y se clasificó para la fase final de la Eurocopa a pesar de caer derrotado ayer por 0-1 contra el viejo enemigo en el encuentro de vuelta de la repesca para el máximo torneo continental por selecciones.

Los escoceses mejoraron notablemente su táctica con respecto al primer enfrentamiento y mostraron compostura y garra a lo largo de un partido que cobró en emoción después de que los visitantes se adelantaran en el marcador justo antes del descanso.

Los primeros veinte minutos se jugaron a toda máquina porque ambos equipos deseaban firmar un gol temprano. Los ingleses querían lograr el tanto decisivo que habría dejado sentenciado el duelo y los escoceses desesperadamente necesitaban meterse en el partido tras el resultado de la ida.

Escocia anotó el tanto que buscaba en el minuto 39, su primero en los últimos cinco encuentros disputados contra Inglaterra, por medio del centrocampista del Everton Don Hutchinson, que batió a David Seaman con un cabezazo al culminar un centro del delantero Billy Dodds.

El conjunto de Craig Brown pudo haber adelantado el marcador en el minuto 13 cuando el joven medio del Rangers Barry Ferguson mandó por encima del larguero un remate de cabeza tras un pase cruzado de Hutchinson, autor del primer gol.

El compañero de Hutchinson en la medular del Everton, John Collins, también amenazó al meta de Inglaterra en el minuto 36, con un zurdazo cruzado desde la entrada del área.

Relajación nórdica

Mientras, Dinamarca cumplió sin problemas con el trámite del partido de vuelta contra Israel y estará en la Eurocopa de Bélgica y Holanda después de derrotar a los israelíes por un global de 8-0.

El partido de vuelta, que concluyó 3-0, fue encarrilado muy pronto por los daneses. Ebbe Sand marcó el primer tanto del partido en el minuto tres, y Nielsen hizo el segundo en el 14, por lo que el resto del encuentro fue un mero paseo para los locales.

En la segunda mitad, Tomasson marcó el tercer tanto en el minuto 64 y redondeó una nueva goleada frente a Israel, que encaró el partido de vuelta sin ninguna esperanza después del 5-0 encajado en la ida. Además, Israel no pudo contar con su principal estrella, Haim Revivo, que cumplía un partido de suspensión.

Dinamarca ha alcanzado la fase final de una Eurocopa por quinta vez en su historia.

Empates por victorias

En otro orden, la selección de Turquía hizo valer el empate 1-1 del encuentro de ida disputado en Dublín y logró el premio de sacar una plaza en la próxima fase final de la Eurocopa que se jugará el próximo verano en Bélgica y Holanda tras empatar ayer 0-0 con la República de Irlanda.

No hubo goles pero las ocasiones fueron numerosas para Turquía. A los 12 minutos, Korkut tuvo la primera, pero no tuvo suerte la selección turca.

Hakan Sukur fue la auténtica pesadilla para la República de Irlanda, pero no logró acertar en el portal de Alan Kelly. El portero turco Rustu Reeber se lesionó y debió abandonar el campo. Era una baja importante, pues en la ida, fue el auténtico héroe.

Turquía tiene ya la posibilidad de jugar su segunda Eurocopa. La primera fue en Inglaterra en 1996.

Finalmente, la selección de Eslovenia culminó la sorpresa de la eliminatoria al eliminar a Ucrania, rival en teoría superior, con quien empató a un gol en el estadio olímpico de Kiev, después de haberle derrotado el pasado sábado, en el partido de ida (2-1), en Liubliana.

Durante la primera mitad no se movió el marcador, que quedó inaugurado en el minuto 23 de la segunda mitad, cuando Sergei Rebrov transformó un penalti cometido sobre Andrei Shevchenko en un rápido ataque ucraniano.

Con ese resultado, Ucrania estaba clasificada. Pero sólo siete minutos después, Miran Pavlin hizo enmudecer el estadio Olímpico de Kiev al lograr el gol del empate.

Eslovenia logró el pase ante la alegría de su técnico, Srecko Katanec, que manifestó que "ésta" había sido "una gran victoria" para su "pequeña nación".

"En ningún momento dudé de nuestras posibilidades, ni siquiera cuando perdíamos por un gol a cero", indicó Katanec.


[Nacional] [Negocios] [Deportes] [Editorial] [Espectáculos] [El País] [Chat]
[
Obituario] [Escríbanos] [Ediciones anteriores] [Otros Sitios] [Hablemos] [VIDA] [Guanaquín] [Vértice]
[
RUZ'99] [Portada]