Lunes 27 de marzo


El asesinato de Mons. Romero

La muerte de Mons. Romero fue aprovechada por la izquierda para exacerbar la indignación popular en un momento en que disputaba bandera con las reformas que impulsaba la Junta de los golpistas

El Diario de Hoy

La noticia se conoció en la mayor parte de la capital, mucho antes de que se diera por la radio y la televisión: "¡Mataron a monseñor Romero!"

La tarde del 24 de marzo de 1980, mientras oficiaba una misa, en la capilla del Hospital La Divina Providencia, a eso de las... horas, el arzobispo de San Salvador, monseñor Oscar Arnulfo Romero, fue abatido por el disparo de un francotirador.

Una bala de alta velocidad y gran poder de perforación atravesó el corazón del prelado.

Al estupor de los presentes, siguió, hora tras hora, la toma de conciencia de la gravedad del crimen, a lo largo del país.

Sin embargo, por encima de la dolorosa reacción popular, muy pronto el hecho fue adquiriendo un tono propagandístico que aprovecharon partes interesadas, entre ellas la llamada Coordinadora Revolucionaria de Masas, una organización izquierdista, precursora de lo que muy pronto sería la unificación de las cinco facciones subversivas que conformaron al FMLN, en La Habana, ese mismo año.

Desde la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional, los miembros de la Coordinadora convocaron a periodistas locales y extranjeros para informar que se declaraban en "virtual guerra para vengar la sangre de Mons. Romero".

No se quedó atrás el el embajador estadounidense Robert White -quien siempre se mostró afecto al movimiento izquierdista- al declarar que el asesino era un mercenario anticastrista, con lo cual arrojaba la primera sombra de sospecha sobre lo que entonces se dio en llamar la "ultraderecha".

El democristiano Julio Samayoa, por entonces ministro de Trabajo, aseguró en una entrevista montada en las Naciones Unidas, que el asesinato había sido cometido por individuos que no desean que El Salvador se encamine por caminos de paz ni que se realice la revolución que (la Junta de Gobierno) ha emprendido con orden y respeto, mediante actos que cambien las estructuras de opresión existentes.

El discurso de Samayoa aludía a las reformas agraria, bancaria y del comercio exterior de productos tradicionales de exportación que impulsaban los golpistas, con el propósito de restarle bandera a la izquierda beligerante.

Los golpistas partían del supuesto de que estas reformas impactarían de tal manera la economía del país que el movimiento revolucionario perdería no sólo fuerza, sino también razón de ser.

El proceso se planteaba en aquel momento, como una acelerada competencia del gobierno de facto contra el avance de la subversión.

Efecto Chamorro

La muerte de monseñor Romero se produce pocos meses después de que, en Nicaragua, el asesinato del periodista Pedro Joaquín Chamorro sirviera para que la indignación popular se volcara contra el gobierno de Somoza, presunto autor del crimen, y se reforzaran las filas del movimiento sandinista, que de inmediato lo tomó como bandera.

Para la Coordinadora Revolucionaria de Masas, el asesinato de monseñor Romero era una oportunidad dorada para exacerbar los ánimos de la gente y repetir el "efecto Chamorro", con el fin de contrarrestar la creciente simpatía y expectativas que generaban las reformas patrocinadas por los golpistas.

La izquierda aprovechó el impacto del magnicidio, que despertó no sólo la indignación inmediata de la población, sino que también atrajo la condena internacional.

El hecho consolidó, en Estados Unidos y otros países del mundo, a grupos de apoyo al movimiento subversivo emprendido por la RN, PCS, PRTC, FPL y una docena más de grupos menores que constituyeron el Frente de Liberación Nacional Farabundo Martí, con el patrocino de Fidel Castro, en La Habana.

Quien más se benefició con la muerte de monseñor Romero fue la izquierda, que ocupó la imagen del Arzobispo como bandera.


[Nacional] [Negocios] [Deportes] [Editorial] [Escenarios] [El País] [Chat]
[
Obituario] [Escríbanos] [Ediciones anteriores] [Otros Sitios] [Hablemos] [VIDA] [Guanaquín] [Vértice]
[
RUZ'00] [Portada] [Planeta Alternativo]