Lunes 9 de agosto



Con las maletas a casa

La ciclista salvadoreña Maureen Kaila Vergara no consiguió medalla alguna en los Juegos Pamericanos, viniendo de más a menos, pero prometió volver a la pista en busca de una clasificación a los Juegos Olímpicos.

Jorge Carbajal

Enviado de El Diario de Hoy

Winnipeg, Canadá

La ciclista salvadoreña Maureen Kaila Vergara no ocultó su tristeza tras fallar en su intento de conseguir medalla en los XIII Juegos Panamericanos. Al sólo finalizar la competencia de ruta, la guanaca armó sus malestas para ir directamente al aeropuerto y regresar a

Estados Unidos, donde compite profesionalmente.

Vergara, de 34 años, fue descubierta hace poco por las autoridades deportivos nacionales, que le pidieron compitiera en representación de El Salvador durante los Juegos Centroamericanos y del Caribe Maracaibo 1998. Ahí, la guapa ciclista de ojos azules ganó dos medallas, una de oro y otra de plata, inéditas para el ciclismo nacional.

Maureen aceptó seguir corriendo para el país y vino a Winnipeg confiada de dar la lucha, pero al cierre de su participacion no logró figurar en la prueba contrarreloj ni en persecución individual, y terminó su performance con mucha discreción en la competencia de ruta.

En la primera prueba, la ciclista, hija de madre salvadoreña, terminó en la quinta posición con un tiempo de 40.06, siendo superada por dos norteamericanas y por dos canadienses que le sacaron una ventaja de tres minutos.

El esfuerzo de Vergara fue evidente, y su trabajo estuvo por encima de cinco corredoras más, entre ellas las dos integrantes del equipo cubano, Brasil, Argentina y la guatemalteca María Molina de Ortiz.

En la segunda prueba de velódromo, Vergara se vio francamente mal ante un grupo de ciclistas más jóvenes que, con una mezcla de fuerza y velocidad, lograron superarla en una agotadora jornada de cien vueltas.

Durante toda la prueba Maureen se limitó a seguir al pelotón, aunque en el ultimo embalaje sacó su orgullo y mejoró la posición que había ocupado.

La prueba de ruta, realizada el miércoles 4 en el circuito del Parque Provincial Birds Hill, fue lo ultimo para Vergara, que entre veinte competidoras entró décimo septima.

La prueba se manejó con tres pelotones: el primero, lidereado por la estadounidense Karen Dune, en el que tambien entraba la canadiense Lyne Bessete, rifó las medallas; el segundo, que yació varios metros atrás, fue dominado por la tambien canadiense Clara Hugues. En la última vuelta, Vergara se adueñó de la punta del tercer grupo, en lo absoluto competitivo, y ese fue su mejor trabajo en una actuacion que definió como "un mal momento deportivo".

Excusas sobran

"Venía preparada, pero los juegos no fueron como pensé. Es obvio que estoy abajo de mi nivel y eso es parte del deporte. Estoy desilusionada, pero trato de mantener un actitud buena aunque sé que un atleta no puede ganar siempre", dijo la ciclista.

Su análisis fue que está pasando por un mal momento deportivo, algo que según ella ocurre con cualquier atleta, en cualquier momento e independientemente del entrenamiento.

"En esta prueba, la de ruta, el resultado se definió gracias a un trabajo de equipos. Las ciclistas que se escaparon en el primer pelotón tuvieron la ayuda de sus demás compañeras atrás. Yo quise trabajar con las corredoras del segundo pelotón, pero ellas no entendieron y por eso las que se escaparon adelante lograron manterse ahí en toda la prueba", consideró Maureen.

Vergara entró junto a la mexicana Belen Guerrero, con quien mantuvo una gran lucha durante la carrera de ruta. Adelante suyo estaban nueva corredoras que sólo la superaron por dos décimas en el resultado final.

"Estos juegos me han causa una buena impresión. En todas las competecias se aprende algo nuevo, lástima que luego de haberme sentido tan bien por portar la bandera nacional haya ocurrido todo esto. Creo que eso fue fantástico, pero tambien me siento triste por no haber ganado la medalla que quería", apuntó.

Vergara no se da por vencida y aseguró que esta dispuesta a seguir corriendo por El Salvador y buscar la clasificacion a Juegos Olimpicos, donde clasificarán los ciclistas de los primeros quince países ranqueados en el mundo, un reto que se traza en busca de la reivindicación.

"No todo esta acabado, no siempre se gana. Hay que mantener una actitud buena, no es cierto que no se le pueda ganar a los demás países", finalizó.


[Nacional] [Negocios] [Deportes] [Editorial] [Espectáculos] [Departamentales] [Chat] [Foros]
[Obituario] [Escríbanos] [Ediciones anteriores] [Otros Sitios] [Hablemos] [VIDA] [Guanaquín] [Vértice]
[RUZ'99] [Portada]