Lunes 23 de agosto

Polémica por prohibir mercado negro de dólares

(Reuters) - Una propuesta de prohibir en Honduras la transacción de dólares en el mercado paralelo generó el sábado manifestaciones de rechazo en el gobierno.

TEGUCIGALPA,

El procurador general de Honduras, Héctor Tróchez, dijo el viernes que la prohibición facilitaría a las autoridades combatir el lavado de dólares procedente del narcotráfico o de otras actividades ilícitas.

Pero el ministro de la Presidencia, Gustavo Alfaro, aseguró que, "Erradicar mediante una acción de represión va generar otro mercado. Entonces en alguna medida, es hasta mejor que eso continúe operando en la forma en que hasta ahora lo hace".

Tróchez dijo el viernes que, "cualquier persona que esté comprando y vendiendo dólares en cualquier lugar que no sean los autorizados por nuestra legislación van a ser capturados y puestos a la orden de los tribunales".

En la calle y a domicilio

En Honduras existe desde principios de la década de 1980 un vigoroso negocio de venta de dólares en el llamado "mercado negro", con cambistas que operan en calles céntricas, las afueras de hoteles y restaurantes de las principales ciudades del país.

Pero también hay quienes realizan transacciones con cantidades mayores, que compran y venden dólares en sus negocios o residencias e incluso atienden ventas a domicilio.

Tróchez dijo que, "nosotros como procuradores estamos obligados al control de ese delito. Si a nuestro país vienen dólares de actividades ilícitas estamos obligados a controlar estas operaciones".

Pero según Alfaro, "puede haber disposiciones legales que prohíben el mercado negro de dólares, pero en la práctica, si eso se reprime se genera otro mecanismo de comercio paralelo".

"Esas son formas (de cambio de monedas) que se dan en todos los países del mundo y aunque sea prohibido, difícilmente puede ser erradicado", agregó.

La ley hondureña sólo autoriza a los bancos y casas de cambio a realizar operaciones con divisas y diariamente se realiza una subasta de dólares, auspiciada por el Banco Central, donde el sistema compra para atender la demanda de sus clientes.

Tróchez anunció que la próxima semana se lanzarán operaciones apoyadas por la policía para arrestar a cambistas que permanecen en céntricas calles y avenidas de Tegucigalpa y otras ciudades del país, ofertando abiertamente la compra y venta dólares.

La presidenta del Banco Central, Victoria Asfura, dijo que "las pequeñas cantidades de divisas que se transan en ese mercado con turistas que entran o salen se pueden seguir haciendo".

Pero aseguró que el mercado negro de dólares en Honduras "cada día está perdiendo importancia", debido a que las grandes operaciones se realizan en los bancos y las casas de cambio.