Lunes 23 de agosto


Orientando

Cambiando clasificación de no inmigrante

Juan M. Bracete*

Todo extranjero que ingresa a los Estados Unidos como no inmigrante lo hace generalmente con una visa que le permite solicitar entrada a los Estados Unidos para un propósito y sólo uno. Reconociendo que las circunstancias pueden cambiar, la ley migratoria estadounidense permite que aquellos extranjeros que han ingresado con visa cambien la clasificación de su estadía, después de estar en los Estados Unidos, bajo ciertas circunstancias.

Generalmente, las personas que solicitan cambio de clasificación de no inmigrante después de llegar a los Estados Unidos, lo hacen por dos motivos: estudiar o trabajar. Para poder hacerlo, en ambos casos es necesario tener un documento previo que evidencie que se llevará a cabo los estudios o el empleo legal. Para los estudiantes, el documento justificativo es el formulario I-20, emitido por la institución docente a la que ingresarán. Para los trabajadores, es generalmente el formulario I-129, que somete el patrono. Estas solicitudes de cambio de clasificación tienen que hacerse antes de expirado el período de estadía.

Los estudiantes, para poder cambiar su clasificación, tienen que comprobar que cuentan con los medios económicos para llevar a cabo sus estudios sin trabajar. Esto generalmente se comprueba con evidencia de fondos disponibles para el pago de los costos escolares y de vivienda por un año. A veces se puede comprobar la no necesidad de trabajar mediante declaraciones juradas de familiares que proveerán gratuitamente los gastos.

Las personas que desean trabajar como no-inmigrante, necesitan un empleo certificable bajo las clasificaciones provistas en la ley. Como las posibles clasificaciones son bastante numerosas (el reglamento enumera no menos de 16 posibles clasificaciones, cada una compuesta de varios empleos), no se puede, en pocas líneas, cubrir todas las posibilidades y los requisitos para las varias clasificaciones.

Uno de los grandes escollos en el proceso de cambio de clasificación es el concepto de "propósito preconcebido". Este concepto es utilizado rutinariamente por el Servicio de Inmigración y Naturalización (SIN), para negar una solicitud de cambio de clasificación de no inmigrante. El concepto es sencillo: se negará el cambio solicitado si se puede presumir que el extranjero, al entrar a los Estados Unidos en la clasificación migratoria que desea abandonar, tenía el propósito preconcebido de solicitar el cambio a la nueva clasificación.

La justificación de esta base para negar el cambio es simple. Es la norma del sistema estadounidense migratorio que habrá un doble cedazo para la admisión de extranjeros a los Estados Unidos: el cedazo consular y el cedazo del SIN al admitir al extranjero provisto de visa. Huelga decir que el propósito es que dos entes independientes concurran en que el extranjero llena los requisitos para entrar a los Estados Unidos para un propósito específico. El entrar diciendo que es con un propósito y luego se cambia a otro prontamente, impide que se cumpla con esa norma-guía, además de evidenciar un menosprecio por la candidez que se exige de todo extranjero al lidiar con las autoridades.

Aunque la ley migratoria estadounidense permite que un extranjero no residente cambie de clasificación después de ser admitido en otra, el procedimiento es uno de excepción. Todo extranjero debe sopesar cuidadosamente los posibles escollos a que se le permita el cambio de clasificación. En adición, el SIN no es dado a actuar con celeridad en estos asuntos y, en el caso de empleo, no se podrá comenzar hasta que el SIN apruebe el cambio solicitado.

* Doctor en Derecho y director de Consultoría Migratoria Americana.


[Nacional] [Negocios] [Deportes] [Editorial] [Espectáculos] [Departamentales] [Chat] [Foros]
[Obituario] [Escríbanos] [Ediciones anteriores] [Otros Sitios] [Hablemos] [VIDA] [Guanaquín] [Vértice]
[RUZ'99] [Portada]