Lunes 23 de agosto


Alianza sabe del mal que padece

El director técnico de Alianza, Hernán Carrasco Vivanco, aseguró que al cuadro blanco lo que le falta es dos delanteros y un volante ofensivo. Ayer, concluyendo su pre-temporada, el equipo mimado de la capital derrotó al descendido Sonsonate 1-0, evidenciando la sed de gol que padecen sus delanteros.

Daniel Herrera

El Diario de Hoy

Si se le hecha un vistazo a la temporada pasada del cuadro albo, Alianza, se notará la poca efectividad de su ofensiva, los pocos puntos obtenidos y el record de casi diez empates consecutivos, esto muestra de lo poco contundentes que eran sus ataques.

Hernán Carrasco tomó las riendas del equipo casi por clausurar el campeonato, pero el equipo no cambió su fisonomía. Es cierto que goleó al Santa Clara y comenzóa ganar sus partidos, pero eran por la mínima diferencia.

¿Lo importante es ganar? Tal vez, pero el equipo capitalino se caracterizó por dominar la mayor parte del partido y poseer el balón en las piernas de sus jugadores, y al final lo empataba o en el peor de los casos los perdía.

¿Se repetirá la historia?

Se consultó al técnico albo sobre el sistema de juego que le inyectará al Alianza en la próxima temporada que iniciará este fin de semana para evitar lo de la pasada. "Necesito dos delanteros más fuertes, veloces y técnicos, y un volante ofensivo que ordene el juego", expresó.

En los partidos que hemos tenido la oportunidad de ver, el pasado contra Águila y el de ayer frente a Sonsonate, en 180 minutos de juego el Alianza sólo ha logrado dos goles a favor, con tres en contra. Es evidente que su medio campo no ha logrado conjuntarse.

En la volantía, Alejandro Curbelo es el que recupera la pelota, pero a la vez, en ciertos tramos del partido, es quien la distribuye. Milton "el Tigana" Meléndez, el volante ofensivo, es quien tendría que imponerle el ritmo al equipo, pero su juego es intermitente.

Cuando ellos dos naufragan, el Alianza comienza a verse mal en su defensa, en la entrega del balón y en el vacío del medio campo. Ayer, frente a Sonsonate, se complicaron en el primer tiempo, hasta el punto que, finalizados los primeros 45 minutos, los cocoteros habían tenido más oportunidades a gol que los albos.

Delantera débil

Tanto en San Miguel como en Sonsonate, la dupla que ha comenzado es César Acevedo y Miguel Angel Riquelmi. El primero tiene el porte para ser un centro delantero, al menos en nuestro fútbol, temible por el juego aéreo.

Pero carece de un manejo de balón pulido con su pierna izquierda, y recarga mucho su juego sobre la derecha. Riquelmi es de todos sabido que es veloz, pero muy débil ante el choque con los centrales rivales.

Rodrigo Osorio, otra alternativa adelante, no ha sido muy constante en los juegos de pretemporada. Hernán Carrasco sabe de sus carencias, pero por el momento no se cuenta con el apoyo económico de la directiva alba.

El cuadro capitalino es de los más conjuntados viene trabajando desde hace más o menos dos años con la misma base. En estos momentos es el campeón de la Copa Pílsener, pero de no enmendar los errores la cederá.


[Nacional] [Negocios] [Deportes] [Editorial] [Espectáculos] [Departamentales] [Chat] [Foros]
[Obituario] [Escríbanos] [Ediciones anteriores] [Otros Sitios] [Hablemos] [VIDA] [Guanaquín] [Vértice]
[RUZ'99] [Portada]