Lunes 23 de agosto


La hora de los pequeños

Las derrotas del Atlético de Madrid, Celta y Valencia, tres de los equipos más fuertes de la pretemporada, y el costoso triunfo del Barcelona ante el Zaragoza pintaron el arranque de la liga. Por su parte, los conjuntos más modestos del fútbol ibérico se encargaron de dar la sorpresa en la liga.

Luis Villarejo

Madrid, España

EFE.- La Liga española comenzó a caminar el fin de semana pasado con resultados inesperados. El Rayo Vallecano, uno de los más modestos y un recién ascendido con escasos recursos, lanzó el primer misil en la liga al derrotar al Atlético deMadrid bajo el mando del técnico Claudio Ranieri.

El entrenador italiano dio el testigo a Toni bajo los palos y dejó a Molina en el banquillo. Era la primera sorpresa. Pero la afición atlética nunca podo imaginar que le esperaban emociones fuertes. Hernández y Ferrón dieron al Rayo dos goles que los colocaron provisionalmente en lo más alto de la tabla, con el Deportivo.

Idéntico traspiés dio el Celta. Ha sido el conjunto más ordenado, la envidia de todos, pero a la hora de la verdad el Oviedo le dio un susto, que le servirá a buen seguro al Celta para enmendar la plana. El nuevo central del Oviedo, el francés Danjou, se estrenó al marcar y brindó un poco de confianzaal cuadro de Luis Aragonés.

Por su parte, el Deportivo la Coruña, con su nuevo ideario táctico, plagado de nuevos fichajes españoles ya es rentable. El holandes Makaay anotó tres goles y el Deportivo es el primer líder de la Liga tras vencer en casa al Alavés cuatro tantos a uno.

El Numancia, el más "pobre" de Primera división, también ríe. Hoy se deshizo del Real Valladolid, un equipo que no arranca. Rubén Navarro dio la alegría al club de Soria que puede presumir de codearse ya con los más grandes.

La igualdad fue el denominador común en Primera. El Sevilla volvía a la máxima categoría. Juan Carlos y el griego Tsartas dieron alas al Sevilla, pero dos tantos de Javier De Pedro equilibraron la balanza para la Real Sociedad (2-2).

Y otro "veterano" que regresa a Primera, el Málaga, sí anduvo fino. Catanha, el máximo goleador de Segunda el año pasado, continúa con olfato de gol. El Espanyol del argentino Miguel Angel Brindisi cayó en La Rosaleda.

En Bilbao, el Athletic tuvo a su técnico Luis Fernández en la grada por sanción. Y por fin fue valiente en casa, contra el Betis del argentino Timoteo Griguol. Alineó a Joseba Etxeberría, a Urzáiz y a Ezquerro juntos entusiasmando a la afición en el estadio de San Mamés.

Ismael Urzáiz anduvo sobresaliente. Buscó el gol, se encontró con el larguero como escudo y el tanto de la victoria lo hizo Etxeberría, un futbolista que no para de crecer y un clásico ya del fútbol español.

La victoria de los favoritas

El FC Barcelona tardó en noquear al Zaragoza. Hasta el minuto 75 cuando Figo elevó la moral de los suyos con el 1-0, el Barcelona no lo tuvo claro. Otro golazo de Dani, dio un respiro al equipo de van Gaal.

En plena fiesta del Camp Nou, Nano, un chico que ganó con España la Eurocopa sub '16 y que a punto estuvo de emigrar a tierras ingelsas para jugar en el Arsenal este verano, pisó el césped al entrar por cambio por Rivaldo. Todo un dato para las hemerotecas toda vez se tome en cuenta que el futbolista de 17 años se convierte en el jugador más joven en la historia del cuadro azulgrana.

El Real Madrid del 2000 acaba de nacer y ya vive de los de siempre. Fernando Morientes y Raúl armaron el taco con la campana a punto de sonar, en el tiempo suplementario al más puro estilo Manchester United de la última final de la Copa de Europa.

El Real Madrid se llevó un triunfo de Mallorca, un equipo con sello argentino, con un aire similar al que dejó Héctor Cúper, pero con la diferencia que ahora su sucesor, Mario Gómez ha perdido fuelle en punta con la marcha de Dani y la lesión de su compatriota Leonardo Biagini.

Anelka, el fichaje más caro de la historia del Real Madrid, no convenció a nadie. Le falta ritmo. Su rival natural en el área, en cambio, Morientes sigue en racha.

El Valencia, el equipo más en forma de la pretemporada, se durmió en casa. Luego de haberse hecho de la Copa del Rey y la Super Copa de España no pudo con el Racing de Santander, quien se hizo d la victoria 2-1.

Fue una noche para el olvido. Djukic marcó en propia meta a Cañizares y el ídolo local Mendieta en una jornada desgraciada, falló un penalti. El Racing gustó. Salva, un joven futbolista que pasó la campaña anterior inadvertida, vio puerta y Munitis, su compañero de fatigas arriba, estuvo en su línea, rápido y con llegada.


[Nacional] [Negocios] [Deportes] [Editorial] [Espectáculos] [Departamentales] [Chat] [Foros]
[Obituario] [Escríbanos] [Ediciones anteriores] [Otros Sitios] [Hablemos] [VIDA] [Guanaquín] [Vértice]
[RUZ'99] [Portada]