elsalvador.com WWW
Portada Nacional El Pa�s Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

Parrales, marca musical de El Salvador

Un año después de su muerte, Hugo Parrales es recordado por familia y amigos.

Publicada 22 de octubre 2005, El Diario de Hoy

Parrales. A los cuatro años, ya tocaba el piano. Foto EDH

Maricris De la O
El Diario de Hoy
vida@elsalvador.com


Hace más de 365 días, un salvadoreño bautizado como Hugo Parrales murió tras ocho décadas de producción artística.

Le consideraron padre de la música nacional durante varias épocas.

Por años, compuso y creó arreglos para las bandas locales.

Su talento afloró a los 4 años, cuando hizo sonar las teclas de un piano.

Según Teresa de Parrales, viuda del artista, las habilidades del maestro habitaban en su sangre, pues su padre también lo fue. “El niño prodigio no contó con ningún maestro, fue autodidacta”, confesó.

A los 7 años brindó su primer concierto en el Teatro Nacional de Guatemala, país en el que residía.

Una infancia en los escenarios lo llevó a una juventud plagada de reconocimientos. En la adolescencia, acompañó a los artistas nacionales en las emisoras YSC y YSU.

La afición por el jazz lo llevó a realizar una serie de reuniones con artistas nacionales, quienes tenían una noche de jazz en la casa del danés Armando Prosida.

Multifacético

Parrales incursionó en este género, lo que le permitió compartir escenarios con la jazzista estadounidense Earth Hiit, en el hotel El Salvador Intercontinental.

El músico acompañaba a los artistas internacionales. Foto EDH

Gracias a la experiencia adquirida formó parte de la Orquesta Internacional Políos y tiempos después unió su pasión a la de la Orquesta Los Palaviccini’s, en donde obtuvo grandes reconocimientos. “Uno de los importantes se le otorgó durante su participación en la Feria de Nueva York”, agregó De Parrales.

La trayectoria en los escenarios lo convirtió en director artístico de la empresa de Discos Centroamericanos, S.A. (Dicesa). Lugar en el que produjo los arreglos musicales para una variedad de orquestas.

Uno de sus arreglos más exitosos fue La bala, interpretada por Los Hermanos Flores, la que alcanzó el primer lugar en la lista de los discos de mayor venta en México, en 1972. “Hugo nos acompañó en los inicios de nuestras carreras artísticas”, expresó Doris Elizabeth Martínez. “Su presencia en El Café de Don Pedro fue todo un éxito. Ése fue el primer programa que apoyó al artista nacional”, remembró la artista.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

elsalvador.com WWW