elsalvador.com WWW
Portada Nacional El Pa�s Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

“No puedo decir que clasificaremos”

Armando Contreras Palma le contó a El Diario de Hoy las razones por las que decidió aceptar el cargo que dejó Juan Ramón Paredes y también su plan para la Selecta.


Publicada 17 de septiembre 2004, El Diario de Hoy

Listo. El nuevo seleccionador se mostró optimista, pero sabe que el camino es muy difícil. Foto EDH

William Alfaro
El Diario de Hoy
deportes@elsalvador.com

Antes de posar para la cámara de Óscar Payés, el nuevo seleccionador, Armando Contreras Palma, recibió el bautizo del presidente de la Fesfut, Humberto Torres. “¡Profesor, después de la broma que le hicimos que usted iba a ser el entrenador,

¿qué le vamos a decir a la gente?!”, exclamó entre risas Torres.

La broma causó las carcajadas del mismo Contreras Palma. Después habló con tranquilidad de su nuevo cargo como seleccionador.

¿Qué piensa de su nombramiento?

Estoy sorprendido, pensé que la Federación iba a encontrar a algún técnico que venía con todos los tacos a la Selección, pero desafortunadamente no hubo alguien en esas circunstancias.

¿Le ayudará el hecho de ser el Coordinador de Selecciones?

Haber estado cerca de los procesos anteriores me va a dar una base para la continuidad de las buenas acciones del trabajo desarrollado por Paredes.

¿Habrá cambios en el cuerpo técnico y con los jugadores?

Sí, pero también habrá cambios de actitud. En cuanto a la preparación física vamos a hablar con alguien que pueda ayudarnos no sólo en eso, vamos a hablar con el personal que está. Esta noche me voy a sentar con los auxiliares técnicos y ellos harán sus aportes sobre los jugadores que integrarán la Selección.

¿Hay posibilidades de avanzar a la siguiente ronda?

Matemáticamente sí, pero creo que la mayor opción la tenemos que ir verificando la próxima semana. Esperamos tener un cierre digno, y eso significa aportar todo el esfuerzo, que los jugadores den todo y no dejen ninguna reserva.

Este es su tercer trabajo como seleccionador...

Sí, no es diferente ni son tantas las cargas de presión. Uno decide cuando va tomar este tipo de decisiones. Agarrar una selección mayor a corto plazo ya me tocó una vez. Sólo faltaban 14 días para mi primer juego. Fue una experiencia de la cual algunas cosas serán aplicables en esta oportunidad. Y si por A o B razón no podemos lograr lo que pretendemos, al menos podamos dejar una historia bien plasmada. Vamos a trabajar para ello y que todo el jugador se autoestime en gran medida.

¿En cuánto puede variar el equipo que dejo Paredes?

Probablemente en un 10%, todo depende de cómo los observemos en estos juegos y que algún jugador por ahí puede surgir y nos beneficie para la Selección.
Algunos de los candidatos ponían entre sus condiciones que usted deje su cargo. ¿Le preocupaba eso?

Tomé seguridad y traté de fortalecerme en mi trabajo... Me preocupé, pero si era para beneficio, lógicamente que había que apoyarlo. Pero me preocupó más el hecho de que no se perdiera el proyecto logrado. Las etapas están dadas y tienen que ser desarrolladas por lo menos hasta el final del año.

La elección se prolongó demasiado y generó mucha expectativa. ¿Qué piensa de toda esta situación?

La presión es lógica. Sabemos que la responsabilidad es grande, necesitamos la ayuda de ustedes en el sentido de que la información sea oportuna y hay que ser realistas y no decir que vamos a ser campeones mundiales y vamos a ir al Mundial. Eso sí, cada partido lo vamos a enfrentar como el último de nuestra vida.

¿Qué lo llevó a aceptar?


En términos personales, en el cargo que estoy (coordinador) no es conveniente desarmar la estructura. Los directivos me pidieron que no causáramos tal deterioro. Han manifestado que se me van a dar las facilidades para poder desarrollar otros proyectos extras. También se mencionó que un equipo podía ser la base de la Selección y eso no va con los principios de la organización. Cualquier trabuco sería retroceder 10 años atrás.

¿Lo consultó con su familia?

Sí, ellos me dijeron que tenía la experiencia, que soy un profesional y que cualquier decisión que tomara ellos me apoyarían.

¿Superamos la eliminatoria?

No puedo decir que la vamos a superar. Primero vamos a jugar contra los Estados Unidos.

¿Qué opinan?
Juan Ramón Paredes
Entrenador de Alianza
“Qué puedo opinar yo ahora sobre esto, pienso que si la la federación decidió que sea él, es porque es lo más conveniente para la selección nacional”.
William Renderos Iraheta
Jugador del Once Lobos
“Aunque habían otras opciones que quizás convenían más, me parece lógica la decisión porque últimamente ha estado muy de cerca de la selección”.
Guillermo Castro
Presidente de aefes
“Como primera opción veíamos a Carlos Recinos y como segunda a Armando Contreras, compartimos la decisión porque tiene mucha experiencia en esto.”
Mario Elías Guevara
Jugador de Alianza
“Estuve con él en la Selección y puedo decir que tiene los pantalones bien puestos. El reto es difícil, pero el profesor es alguien ordenado y que trabaja bien lo táctico”.
Saúl Rivero
Técnico del San Salvador
“Le deseo suerte a Armando. Como extranjero me siento agradecido de que se haya tomado en cuenta para el cargo. En un futuro me gustaría dirigir a la Selecta”.
Rubén Alonso
Entrenador
“Es una buena opción porque Contreras Palma ha estado de cerca de la selección, ha seguido el proceso y por lo que queda de trabajo me parece bien”

Toda una vida ligada al banquillo

Como buen hijo de oriente, nacido un 14 de abril de 1947 en El Tecomatal, San Miguel, Armando Contreras Palma estuvo ligado al balón desde su infancia.

Como jugador activo del Rojinés del caserío El Talpetate, también era director técnico a los 16 años.

El equipo lo formaban sólo parientes provenientes del árbol genealógico de los Contreras Palma. Jugó con el Zaprivas de segunda fuerza.

En 1969 inició estudios en la Escuela Superior de Educación Física.

Armando siempre miró al futuro y viajó a Alemania a especializarse.

A su regreso, dirigió en Segunda División a la Universidad de El Salvador para dar el paso a la dirección técnica hace casi 30 años.

En los años 1976-77 dirigió divisiones inferiores de Atlético Marte, luego fue preparador físico del equipo de primera, con el que le esperaban grandes años.

En la primera mitad de los años 80’s, Marte vivió sus últimos años de gloria de la mano de Contreras Palma: tres títulos de liga y uno de copa en cinco años.

Luego dirigió a Chalatenango, Metapán y fue piedra angular del proyecto de las escuelas de la Asociación Deportiva El Tránsito, que ha dado muchos jugadores a todo el fútbol federado y a las selecciones nacionales.

En los 90’s, tuvo a su cargo varias selecciones menores y en 1996 clasificó al equipo mayor a la hexagonal final de la eliminatoria del Mundial de Francia 98.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

elsalvador.com WWW