elsalvador.com WWW
Portada Nacional El Pa�s Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

Arriaza Chicas regresa a la policía

Tres años después de haber sido blanco de un proceso de depuración promovido por Mauricio Sandoval, el subcomisionado vuelve a la PNC por orden de la Corte Suprema de Justicia. Hoy aborda con amplitud el caso de plantación de evidencia por el que fue llevado a los tribunales y que le valió su destitución de la corporación, la cual, aseguró, fue totalmente ilegal.

Publicada 19 de abril 2004, El Diario de Hoy

Reincorporado - El oficial conversa con otros agentes en la Delegación de Santa Tecla. Foto EDH

EDWARD GUTIÉRREZ
El Diario de Hoy

nacional@elsalvador.com

Pregunta: ¿Por qué fue destituido?

Respuesta: Cuando yo estaba en la División de Finanzas se me mandó a llamar de la Fiscalía porque se me cuestionaba de un procedimiento que elementos policiales de mi delegación habían hecho.

Era un procedimiento que tenía aproximadamente 776 días de haber pasado en el cual los elementos policiales habían capturado a un muchacho que se le vinculaba que estaba organizado con unas bandas delictivas en ese entonces y la Fiscalía me preguntaba sobre qué niveles de participación había tenido mi persona y yo les manifesté que no tenía ninguna participación en la captura de ese señor y que fue un proceso rutinario por elementos policiales de la delegación de Soyapango y que yo nada más le había dado trámite y ponerlo a disposición de la Fiscalía como de los tribunales.

P: ¿Esa persona es el señor Nelson Comandari?

R: Sí. Yo fui sometido a un procedimiento penal.

P: Entiendo que a usted le acusaban de ordenar plantar evidencia, ¿no es así?

R: Exactamente, pero acuérdese que yo no estuve en el lugar de los hechos. La Fiscalía me presentó al poder judicial, fui a las audiencias, a la instrucción, me presenté en vista pública y obtuve una sentencia absolutoria porque se demostró que en ningún momento hubo mala intención ni voluntad de ocasionar algún daño a una persona.

P: Al parecer fueron unos policías quienes le acusaron, ¿por qué lo habrían hecho?

R: Cuando yo estaba en otra unidad policial unos agentes fueron capturados por participar en actos delictivos y quizás hubo gente mal intencionada que quizás les prometieron algo y se atrevieron a hacer declaraciones mal intencionadas, pero en la vista pública los escuchamos, les permitimos que acusaran y en definitiva al final dijeron que no.

P: Entonces, ¿qué fue lo que realmente pasó con el caso del señor Comandari?, porque él fue sobreseído de los cargos de la policía.

R: Él no fue sobreseído, él tiene una excusa absolutoria. A mi juicio él era un muchacho que estaba definitivamente organizado en el país, había cometido una serie de actividades delincuenciales.

P: ¿Lideraba una banda?

R: Eso es lo que a mí se me dijo en su momento, nosotros hacíamos la investigación de robo de computadoras en Sonsonate y Soyapango y la Fiscalía me ordenó que se le girara orden de captura por asalto a mano armada. Su captura fue ejecución de elementos de la delegación y eso ya va acompañado de lo que le encontraron en el lugar de la vivienda.

P: ¿Se refiere a un fusil?

R: El fusil estaba ahí .

P: Entonces, ¿por qué se dice que usted lo colocó?


R: Lo que hubo fue un mal entendido de alguien que hizo una reproducción de los hechos cuando la cosa había pasado. Según información del jefe de investigación y de operación después que había pasado el procedimiento alguien llegó y les pidió exactamente que hicieran una reproducción del operativo y esa reproducción fue un operativo ya no real, sino que fue quizás para colaborar con la Unidad de Comunicaciones de la PNC y quizás ahí hubo un mal entendido de gente que se aprovechó para presentar una acusación formal.

P: Si fue declarado inocente en los tribunales, ¿por qué le despidieron de la PNC?


R: Yo fui declarado inocente absoluto, pero cuando llegan estas autoridades que han estado gobernando en los últimos cinco años y toman a bien someterme a un proceso de depuración...

P: ¿Está hablando de Sandoval o de Menesses?

R: No, el anterior director y bueno, como siempre he sido una persona abierta me sometí al proceso pensando que todo iba a ser transparente y me defendí. A mí se me juzgó por una leve negligencia, por no supervisar al elemento policial y me pusieron 6 meses de suspensión. Considero yo que de conformidad al Artículo 11 de la Constitución y el respeto al Poder Judicial, la policía no podía tocar mi caso y sin embargo lo hicieron.

P: Y la negligencia, ¿tenía que ver con el caso judicial?

R: Me sancionaron por negligencia en la supervisión de los elementos policiales.

P: ¿Los que participaron en el caso Comandari?

R: Sí, como yo era el jefe.

P: ¿Pero usted apeló?

R: Apelaron mis abogados y apeló también la Inspectoría. El caso fue al Tribunal de Apelaciones, pero éste en lugar de ratificar la sanción lo que hizo fue agravar la situación y nos destituyeron.

P: ¿Por qué?

R: La Corte Suprema de Justicia, por medio de la Sala de lo Contencioso Administrativo, ratifica el 18 de noviembre de 2003 que los actos ejecutados por el Tribunal de Apelaciones fueron completamente ilegales.

P: ¿Quiénes conformaban ese tribunal de apelaciones?

R: Voy a omitir mencionar nombres.

P: Yo recuerdo que el director Mauricio Sandoval era el que presidía este tribunal de apelaciones.

R: Sí, usted lo ha dicho.

P: ¿Pero para endurecer la sanción tenía que haber algún elemento nuevo?

R: Yo ignoro por qué los señores de ese tribunal tomaron esa decisión.

P: Es que el director había solicitado poderes especiales a la Asamblea Legislativa para que la sola falta de confianza fuera motivo para despedir a un policía.

R: Yo creo que está bien que aquél elemento policial que está mal y que sigue mal que se separe de la institución, pero que sea apegado a derecho.

P: El ingeniero Ávila fue su jefe, ¿le dio algún tipo de apoyo como lo hizo con otros oficiales investigados?

R: No, realmente no. Primero, no lo necesité, segundo, no le vi, ni le veo ni le voy a ver por qué el Ing. Ávila podría ir a testificar a mi favor. Yo soy Mauricio Arriza de forma individual y no le pertenezco a nadie.

P: Usted fue removido en junio de 2000, ¿qué hizo durante todo este tiempo?


R: Después busqué trabajo en seguridad pública y no lo encontré, porque se había creado una imagen negativa, de desprestigio, la gente tenía temor, tenía miedo, no encontré empleo.

P: ¿Qué pasó entonces?

R: Mi familia que vive en Estados Unidos me ofreció ayuda. Inmigré como cualquier salvadoreño, viví tres años y medio allá con mi esposa, hijos y trabajé como cualquier salvadoreño.

P: ¿Como así?

R: Trabajé, me quité los zapatos, caminé descalzo y me los volví a poner.

P: ¿Cuándo se reincorpora a la PNC?


R: La Corte notifica a la policía, el director que existe actualmente, el Comisionado Menesses, delega al subdirector de operaciones Pedro Baltazar y me dice que me esperan en la institución.

P: ¿Le alegró la noticia?

R: Me causó un poco de tristeza fíjese.

P: ¿Tristeza?

R: Sí, porque me hizo recordar momentos difíciles y empecé a pensar y añorar a mi país. El 22 de diciembre de 2003 regresé al país, tomé la decisión de volver. A partir de entonces he estado en capacitación sobre la nueva organización policial y el 1 de abril tomaron a bien designarme a esta gran responsabilidad que es Sta. Tecla.

P: ¿Tiene que ver con alguna relación personal con Menesses?

R: No tiene ningún vínculo personal sino profesional, fuimos compañeros de la primera promoción del nivel superior.

P: Salió bien de sus acusadores, ¿qué le ofrece al pueblo tecleño para que confíe en usted y no tengan dudas?

R: El mejor ofrecimiento es mi trabajo policial transparente y que me hagan escrutinio público.

Fraude procesal
- Su nombre fue mencionado en varios casos judiciales, sin embargo, Arriza Chicas niega que haya tenido algo que ver como lo denunciaron en el pasado organismos de derechos humanos.
Comandari Lorena Saravia Valle Nuevo
El fusil En 1996 fue acusado de fraude procesal por haber manipulado evidencias para capturar a Nelson Comandari. Fue declarado inocente en juicio. Incriminación En 1995 el policía Mauricio Linares le acusó de haberle incriminado en el asesinato de la locutora como venganza por investigar a sus colaboradores. Información En 1997 se le relacionó con proporcionar información falsa a un testigo a quien se le habría pagado para incriminar a Miguel Ángel Pozo Aparicio.
“El Tribunal de Apelaciones en lugar de ratificar mi suspensión de seis meses decide destituirme”. “Busqué trabajo y no lo encontré, porque se creó una imagen negativa e inmigré hacia los EE.UU.”. “El 18 de noviembre de 2003 la Corte falla que los actos ejecutados por ese tribunal son ilegales”.

Historial

- Mauricio Arriza Chicas es originario de Ahuachapán, tiene 39 años.

- Estudió en colegios Josefinos, es católico.

- Pasó por la Escuela Militar, se graduó de cadete.

- Estuvo en la Escuela de Carabineros de Chile por tres años donde estudió seguridad pública.

- Fue subteniente de la extinta Policía Nacional.

- Pasó a la Policía Nacional Civil. Obtuvo el 1er. lugar.

- Desde entonces ha sido jefe de varias divisiones y delegaciones policiales.


elsalvador.com WWW