elsalvador.com WWW

Guatemaltecos lloran al portero de los “Rojos”

Autoridades del fútbol chapín declararon tres días de luto

Publicada 02 de marzo 2004, El Diario de Hoy

Agencias
El Diario de Hoy
deportes@elsalvador.com

Cientos de aficionados vistiendo la histórica camisola roja de Municipal derramaron sus lágrimas ayer a por su ídolo, Dany Ortiz, prometedor portero “rojo” que murió el domingo en Guatemala tras un choque accidental con un rival.

Los seguidores llegaron a una funeraria de la capital que resultó insuficiente para albergar a los acongojados seguidores del equipo, muchos de ellos niños de la mano de sus padres.

Entretanto, el féretro permaneció con la guardia de honor que formaron a ambos lados grupos de jugadores, tanto de su club como de equipos rivales.

Desde la tarde del domingo, los más fervientes seguidores del equipo estuvieron en el hospital donde falleció dos horas más tarde de su traslado del estadio Mateo Flores, donde cayó fulminado tras un choque fortuito con el delantero Mario Rodríguez durante la celebración del "clásico" del fútbol guatemalteco ante Comunicaciones.

Inútil. Los esfuerzos por salvar la vida del meta Dany Ortiz fueron infructuosos. Foto: EDH/AP

"Dany, amigo, estamos contigo", coreaban los aficionados. Al conocerse la noticia de su deceso, no pudieron contener las lágrimas que les arrancó el sentimiento de duelo.

El pesar entre los aficionados y futbolistas continuaron por la noche en la morgue del Organismo Judicial, a donde fue trasladado su cuerpo para la necropsia, que confirmó que el deceso ocurrió a causa de un ataque cardíaco por pequeños drenajes de sangre tras el fuerte golpe que sufrió en el tórax.

Se jugaba el minuto 28 del segundo período. Rodríguez se había proyectado para alcanzar un centro a ras del césped, y Ortiz, con valentía, salió de su línea de meta para tratar de neutralizar la acción. Se lanzó a los pies del delantero, pero la velocidad de la jugada culminó con el choque entre ambos.

La noche del incidente, Rodríguez denunció haber recibido por teléfono amenazas de muerte, a su casa y a la de su madre.
El dirigente del Comunicaciones, Enrique Godoy, dijo a la prensa que “hemos puesto la denuncia respectiva".

El 30 de diciembre de 2003, Ortiz, por primera vez en su carrera deportiva, daba una vuelta como campeón del fútbol mayor de Guatemala. En esa ocasión, Municipal había logrado el título a costa de Comunicaciones, al que derrotó 1-0 en el mismo escenario.

elsalvador.com WWW