Turismo
 
Inicio del Sitio Sábado 25 de enero
 

 




CHAT
FOROS
CORREO
LA GUIA
CLASIFICADOS
EMPLEOS
TURISMO
ESPECIALES
EDICION MOVIL
ESCRIBANOS
CONOZCANOS


 
 

Las frutas son un sinónimo de empleo

La inversión en las siembras de frutales no sólo ha dado excelentes resultados a la exportación salvadoreña. Centenares de familias han sido beneficiadas con empleos

Carlos A. Torres
El país
El Diario de Hoy
elpais@elsalvador.com

En el día de campo, los productores del vivero Montelindo, en el cantón Sitio del Niño, mostraron la producción de especies frutales que producen para mercados internacionales. Foto: EDH/Carlos Torres

El valle de San Andrés, en La Libertad, acoge tres grandes muestras del éxito de los programas de frutales que impulsa el Ministerio de Agricultura y Ganadería, mediante el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA). Son dos fincas y un vivero.

Ayer, el titular de dicha dependencia, Salvador Urrutia Loucel, presidió una gira de campo, incluida en el Día de Logros del Programa de Frutales.

Los asistentes admiraron los frutos adquiridos con el apoyo de dicho proyecto y conocieron de los retos que el Tratado de Libre Comercio (TLC) le impone a la fruticultura del país.
La gira incluyó cuatro puntos: tres viveros y un centro de acopio.

Los organizadores centraron la dinámica en lo que ellos llaman una cadena de producción. La estrategia inicia con la creación de plantas en viveros. Luego, el proceso sigue con las fincas y concluye con el manejo de la poscosecha y el mercadeo.

Para las familias residentes en el valle de San Andrés, el impulso que el Gobierno Central ha dado a la promoción de la fruticultura es como una “luz al final del túnel”. La esperanza de contar con un empleo estable y digno, crece.
El vivero Montelindo, ubicado en el cantón Sitio del Niño, de San Juan Opico, cubre una producción de 200 mil plantas exportables. Son alrededor de 40 las especies que cultivan.

Las bondades

El Programa de Frutales permitió a Godofredo Hernández proveerse de materiales genéticos introducidos, como la semilla de patrones para limón pérsico.

Entre las especies frutales injertadas que producen figuran el aguacate beneke, la guayaba tailandesa, el limón pérsico córcega y la naranja Valencia, entre otras. También producen plantas sin injertar como el arrayán, anona, higo, mamón, marañón y nance.

En el cantón Agua Escondida, siempre de San Juan Opico, la finca Los Chorros trabaja en un área total de 220 manzanas. De estas, 75 han sido destinadas al cultivo de cítricos. El gerente a cargo, Federico Guadrón, mostró a los asistentes la diversificación de frutales en que trabajan y los asocios con el café.

La finca Santa Teresa fue la tercera estación. El propietario, Manuel Valiente, centró la mística de su empresa en la exportación de limón pérsico y naranja. Su destino principal: Europa. Además de esa propiedad localizada en el cantón Tres Ceibas, Sacacoyo, cuenta con 140 manzanas cultivadas de cítricos en Metapán. Sus logros suman una planta empacadora de cítricos para exportación.

Empleos de rentabilidad
Para los empresarios que han invertido en fruticultura, el agro tiene soluciones a corto, mediano y largo plazo.
Los cítricos son una opción de exportación.
La gira permitió admirar la producción.
Una diversidad de frutas fueron exhibidas.



 

  HACIA ARRIBA


Derechos Reservados - El Diario de Hoy, El Salvador, C.A. - Aviso Legal