Untitled Document
 
 
< Inicio de Deportes

 

 

 

 

 

 

¿De quién fue el negocio?

El empate entre Arcense y Águila pareció conformar a ambos, más a los locales, por el punto y la taquilla.

Orestes Membreño / EDH
El Diario de Hoy
deportes@elsalvador.com

Mártir Paredes, defensor de Águila, va sobre la marca del atacante de Arcense, Alejandro Domínguez, ayer en el estadio de Ciudad Arce. Foto: Lissette Lemus

El empate de ayer en Ciudad Arce pareció un negocio que al final convino más a los intereses de los locales “morados” por su actitud en el complemento, en el que defendieron con todo su portería para mantener el marcador 2-2 hasta el final.

Y es que Arcense estuvo en un sube y baja en la primera mitad que habrá hecho recapacitar al técnico Guardado para ser más precavido en el complemento.

Arcense tuvo, primero, que remontar una desventaja inicial, cuando Águila se había puesto a ganar a los dos minutos de juego con gol del uruguayo Paulo Medina.

Ese gol le caía en frío a los “leones morados” haciéndolos despertar muy temprano en busca del arco de enfrente, si acaso había una orden de especular en el inicio.

 

Arcense 2 Águila 2

Así, Arcense adelantó filas y le marcó la salida a Águila en tres cuartos de cancha, obligándolo al toque retrasado o al pelotazo apresurado.

En esa labor, Eduardo Retana, Juan Lazo Cruz y Edwin Trujillo se vieron bien en la recuperación y en la obstrucción de la maniobra de jugadores como Torres Alegría, Amaya del Cid y Anderson Da Silva.

Asimismo, los volantes de Arcense tuvieron capacidad para acercarse a zona de remate y acompañar a los punteros William López y Martín Uranga.

El hondureño Jorge Wagner comandaba los hilos de arcense parado en el centro del campo, jugando un tanto libre por el retraso de Larrosa y Amaya del Cid, volantes aguiluchos.

De esa manera, Arcense llegó al empate al 25’, cuando Wagner recogió un rechazo y de derechazo limpio batió el pórtico migueleño.

Arcense hacía un partido inteligente, sin perder el orden defensivo y asegurando el traslado de la pelota.

Mucho había influído en la mejoría “morada”, el que Águila perdiera por lesión al brasileño Da Silva al 20’, lo que le restó peso en ofensiva a los migueleños, ya que a Meraz aún le queda grande el encargo.

Al 33’, Arcense se ponía en ventaja con un gol de cabeza del argentino Lavaca, que encontró desubicado al portero Sergio Muñoz.

Sin embargo, Águila llegaría al empate antes de terminar el primer tiempo por un error de los marcadores Urbina y Lavaca, que le dejaron el balón suelto a Alex Campos quien no desaprovechó para anotar al 45’.

En el complemento, Arcense pareció conformarse con el empate, ya que su postura fue la de guardarse atrás, dilatar el tiempo y dedicarse más a destruir que buscar desnivelar el marcador.

Esa postura le dio más tiempo el balón a Águila, pero los migueleños carecieron de sorpresa y contundencia para poder traducir en goles su aparente dominio.

Los últimos seis minutos, Arcense los jugó con diez hombres, ante la expulsión de Carlos Alvarado por acumulación de tarjetas.

El empate le supo bien a Arcense al sumar dos puntos, mientras que Águila se relegó al tercer puesto.

 

 

 

 

 


  HACIA ARRIBA

VERTICE HABLEMOS GUANAQUIN PLANETA ALTERNATIVO


Derechos Reservados - El Diario de Hoy, El Salvador, C.A. - Aviso Legal