Turismo
 
Inicio del Sitio Jueves 7 de agosto
 

 

..NOTICIAS

..SERVICIOS
CHAT
FOROS
CORREO
LA GUIA
CLASIFICADOS EMPLEOS
TURISMO
ESPECIALES
EDICION MOVIL
SUSCRIPCIONES
ESCRIBANOS
CONOZCANOS

..REVISTAS

..OTROS SITIOS
MUJER
DIARIOS:
ORIENTE
OCCIDENTE
GUIA DE OCIO
ELSALVADOR.COM
EN EL MUNDO
 
 

El palacio de los regalos

A pesar de los tropiezos, el negocio de doña Amanda Molina Mejía llamado “El palacio de los regalos”, ubicado en el centro de San Salvador, ha logrado mantenerse funcionando desde hace 27 años.

Ricardo Guevara
Fotos EDH/Julio César Avilés
El Diario de Hoy
vida@elsalvador.com

A principios de la década de los años 70, doña Amanda Molina Mejía, ahora de 80 años, inició con un negocio visionario en la zona de la 3? Calle Oriente en San Salvador.

Antes se había dedicado a la costura en su tierra natal, San Vicente, y con el paso del tiempo logró hacerce de un pequeño bazar en el mercado de San Jacinto.
Luego de varios años de lucha constante, entre tropiezos y éxitos consiguió hacer prosperar su negocio.

Doña Amanda es una mujer emprendedora, quien cada día busca nuevos retos, así que decidió incursionar en una nueva empresa: el de las estatuas.
Luego de reunir todos sus ahorros fundó, en 1976, el almacén “El palacio de los regalos”, ubicado en una casa de láminas y bahareque en el centro de San Salvador.

A partir de entonces empezó un floreciente negocio, que se ha caracterizado por brindar atención esmerada a sus clientes, ofreciéndoles productos de primera calidad.

Apoyo incondicional

Sus dos hijos siempre le han brindado un apoyo incondicional en cada uno de los retos que doña Amanda ha afrontado a lo largo de su vida.

“Desde el principio he sido la cabeza principal del negocio, pero siempre he tenido en quien apoyarme. Gracias a Dios, mis hijos siempre me han acompañado en todas mis actividades”, afirma la comerciante, quien ha tenido que afrontar una variedad de obstáculos a lo largo de su vida.

Uno de los retos principales fue en 1984, cuando los terroristas sabotearon una imprenta que estaba ubicada contiguo a su “palacio de los regalos”.
Como resultado de este atentado, toda la mercadería se quemó, al igual que la casa que utilizaban para las ventas.

“A pesar de ese inconveniente no me di por vencida y siempre mantuve la voluntad y la firmeza de continuar adelante”, afirma doña Amanda, quien a sus 80 años de edad aún se mantiene al frente de la sala de ventas.

Cuando apenas lograban recuperarse de los daños del incendio, dos años después, el destino les jugó otra mala pasada, ya que el terremoto de octubre de 1986 destruyó la casa en la que tenían el almacén.

Sin embargo estos obstáculos no doblegaron la fe y la esperanza de doña Amanda, quien una vez más volvió a recuperarse de las pérdidas y como el ave Fénix, el comercio ha vuelto a resurgir de las cenizas.

Robos, poca demanda del producto y la difícil situación económica por la que atraviesa el país no han sido inconvenientes para que doña Amanda continúe al frente de su tienda de variedades, en las que puede encontrar recuerdos de novenario, bodas, quince años, graduación, “baby shower”, adornos de mesa, sala, pared y productos religiosos y decorativos.

“Aquí encuentra todo lo que necesite a precios razonables, y siempre será atendido con amabilidad y prontitud por nuestras empleadas o por mi persona”, afirma la comerciante, quien le da gracias a Dios por permitirle continua al frente de su “palacio”.

Un almacén diferente


En la actualidad poseen tres tiendas ubicadas en el centro de San Salvador, en el que venden productos religiosos y decorativos en porcelana y yeso, entre otras cosas.

Si está interesado en conocer un poco más sobre los productos que se fabrican y venden en “El palacio de los regalos” puede acercarse a su local principal, ubicado en la 3? Calle Oriente N? 407. Teléfono 222-7403.


 

  HACIA ARRIBA


Derechos Reservados - El Diario de Hoy, El Salvador, C.A. - Aviso Legal