Turismo
 
Inicio del Sitio Jueves 10 de julio
 

 

..NOTICIAS

..SERVICIOS
CHAT
FOROS
CORREO
LA GUIA
CLASIFICADOS EMPLEOS
TURISMO
ESPECIALES
EDICION MOVIL
SUSCRIPCIONES
ESCRIBANOS
CONOZCANOS

..REVISTAS

..OTROS SITIOS
MUJER
DIARIOS:
ORIENTE
OCCIDENTE
GUIA DE OCIO
ELSALVADOR.COM
EN EL MUNDO
 
 

Jugaron a fútbol con las cabezas
Decapitador pasa a ser un testigo clave

El verdugo confeso era novio de una de las hermanas Méndez, asesinadas por relacionarse con personal de la Policía.

Édward Gutiérrez/Jorge Beltrán
El Diario de Hoy
nacional@elsalvador.com

Ricardo Antonio Alvarenga Córdova, El Toker, fue llevado enmascarado ayer a los tribunales de San Marcos. Foto EDH

El Juzgado 2o. de Paz de San Marcos otorgará beneficios penales a un pandillero confeso de participar en la decapitación de dos mujeres.

El hermetismo de los fiscales y el juez no permitió conocer en qué consistirían estos beneficios, pero se advierte que todo depende de la veracidad que tenga el testimonio de Ricardo Antonio Alvarenga Córdova, conocido como El Toker o Truck.
Esta decisión se tomó ayer al final de una audiencia especial por el caso.

Nadie sabe cómo, pero las autoridades lograron que El Toker confesara el doble crimen, perpetrado el jueves anterior, pese a que participó de forma directa.

El Toker narró que las cabezas de las hermanas Bessy y Claudia Méndez García sirvieron de balones de fútbol a un grupo de pandilleros de la Mara Salvatrucha (MS).

Las autoridades mantenían en secreto que el testigo fue uno de los que participó en la decapitación.
Más sorprende que el mismo era novio de Bessy.

Pero éste no actuó solo. Ángel Oswaldo Gómez Palomo, alias El Diablito, participó en los hechos.
El Diablito es el supuesto líder de este grupo de la MS.

Los investigadores tienen una respuesta para entender la actuación de El Toker y de El Diablito.
Los mareros consideraban que Bessy era quien había ido a la policía para delatar la distribución de drogas en San Marcos.

Otras fuentes señalan que entre las hermanas y los policías existía una relación “de amistad o noviazgo”.
El pandillero declaró que llevaron a las hermanas a El Destroyer, una casa abandonada donde suelen planificar sus actividades.

Fue entonces cuando El Diablito señaló a Bessy como una “soplona” y les dijo que ambas iban a morir por ello.
Las amordazaron, las golpearon y las violaron, según el testimonio dado por El Toker a los investigadores. Posteriormente él y El Diablito las decapitaron.

“Este mismo Toker relata que como las cabezas no se desprendían, tuvo que forzar para separarlas”, relató el detective.

Una vez divididas, comenzaron a jugar fútbol con ellas.

“¡Gol de la MS!”, gritaban cada vez que le daban de puntapié a los cráneos.

Según las fuentes, El Toker y El Diablito son autores directos del homicidio.

La policía detuvo a tres pandilleros más acusados de participar en los hechos.

Los sospechosos

- Ricardo Antonio Alvarenga Córdova, alias El Toker

-Ángel Oswaldo Gómez Palomo, alias El Diablito

- José Israel López Henríquez, alias Lirum Crazy

- Miguel Ángel Alfaro Marroquín, alias Lirum Fox

- Un menor figura también en la lista de pandilleros implicados.

 

  HACIA ARRIBA


Derechos Reservados - El Diario de Hoy, El Salvador, C.A. - Aviso Legal