Untitled Document
 
 
< Inicio de Deportes

 

 

 

 

 

 

Humberto Lara Gavidia: béisbol de oro

Hablar con Humberto Lara Gavidia es abrir un espacio grande en la historia del béisbol nacional y hacer un repaso a fondo. El Beto sigue viviendo aquella época de los sesentas.

Roberto Aguila/EDH
El Diario de Hoy
deportes@elsalvador.com
Beto Lara Gavidia con el bate al hombro, que es como lo recuerdan todos los amantes del béisbol. Foto EDH

“Mi papá fue intervenido quirúrgicamente en Estados Unidos, y mientras se recuperaba lo llevaron a ver un partido de las Grandes Ligas. Vino maravillado de lo que había visto, y habló tanto de ello que influyó en mí para que dicho deporte me gustara por encima de todos”, refiere Humberto Lara Gavidia.

Lo cierto es que don Luis, el padre de Beto, de alguna manera le otorgó al béisbol nacional a uno de los mejores jugadores que registra la historia, porque Beto Lara Gavidia llegó a convertirse en el mejor tercera base de su generación.

Beto Lara Gavidia debutó en Primera División en 1957 jugando para el Lincoln, de Santa Tecla. Era la época del béisbol grande, de los buenos cultores, de los campeonatos cerrados que despertaban mucho interés en los amantes de la pelota chica y el parque se llenaba.

En ese ambiente de reto permanente Beto Lara creció rápido como beisbolista, y en 1959 pasó a integrar el equipo Don Pablo, con quien se coronó campeón. Luego, en 1960, integró el plantel del Hispanoamérica además de que llegó el llamado para incorporarse a la selección nacional, con la que asistió a la XIV Serie Mundial de Béisbol Aficionado celebrada en Costa Rica en 1961.

La mayor gloria beisbolística la consiguió Lara Gavidia jugando para el equipo Universidad, un gran campeón de muchos años que estaba reforzado por jugadores de la talla de los panameños Matías Ruiz, René Salerno y Gilberto Martínez, y que era manejado por Enrique Borgo Bustamante.
En este equipo y en la selección nacional alternó la tercera base con la segunda y el short stop, y siempre con la misma eficiencia.

El profesional de hoy


Humberto Lara Gavidia se retiró del béisbol en 1968, justamente cuando jugaba para La Favorita y era muy fustigado por la exigencia de sus estudios de leyes. Se graduó de abogado en 1971, y desde entonces ejerce como apoderado de varias empresas, entre ellas Aceros de C. A., Banco Cuscatlán y Credisa (en proceso de liquidación).

Sigue ligado al deporte a través de sus funciones como Secretario General del COES, en donde realiza una gran labor que desea seguir aportando en la nueva junta directiva que se elegirá próximamente.

 

 

 

 

 


  HACIA ARRIBA

VERTICE HABLEMOS GUANAQUIN PLANETA ALTERNATIVO


Derechos Reservados - El Diario de Hoy, El Salvador, C.A. - Aviso Legal