Turismo
 
Inicio del Sitio Domingo 9 de marzo
 

 




CHAT
FOROS
CORREO
LA GUIA
CLASIFICADOS
EMPLEOS
TURISMO
ESPECIALES
EDICION MOVIL
ESCRIBANOS
CONOZCANOS


 
 

Confirman ‘cierre’ de Universidad Militar

La Universidad había sido cerrada en Noviembre de 1999 por el Ministerio de Educación. Una apelación confirmó el cierre.

Susana Joma/Alberto López
Nacional
El Diario de Hoy
nacional@elsalvador.com

La Universidad Militar de El Salvador fue desautorizada por deficiencias en la infraestructura y el personal docent.
F oto EDH

El cierre de la Universidad Militar de El Salvador (UMES) fue confirmado por la Sala de lo Constitucional de la Corte, al resolver que el Ministerio de Educación “actúo conforme a la ley”.
La Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) señala que “no a lugar al amparo solicitado por las autoridades de la Universidad Militar”, en la medida que la decisión dictaminada por Educación no obstaculizó el derecho a la educación por vulnerar el derecho a la seguridad jurídica, tal y como sostenían las autoridades universitarias.

El Ministerio de Educación desautorizó el funcionamiento de la UMES en diciembre de 1999 por una serie de deficiencias relacionadas con la falta de infraestructura y personal especializado.

En aquella ocasión, las autoridades de la UMES presentaron un amparo ante la Corte con el argumento de que la cesación de labores tenía que darse mediante un decreto ejecutivo o legislativo, el mismo que le dio origen.

En ese sentido, la defensa de la UMES se centró en la violación del artículo 86 de la Carta Magna, que establece el principio de legalidad y es el fundamento del derecho a la seguridad jurídica, por parte de las autoridades de Educación.

El máximo tribunal también cesó la suspensión de los efectos de los actos reclamados, es decir, la congelación del cierre definitivo, detenido por la resolución de la misma Sala, el 10 de enero de 2001.
Con respecto a la decisión de la CSJ, el Director de Educación Superior, Adalberto Campos, señaló que, en efecto, Educación no disolvió la Universidad Militar sino que desautorizó su funcionamiento, una tarea que le compete a la institución de la que forma parte.

El centro universitario queda en un estado de inanición.
“No se puede mover, aunque no la hacemos desaparecer”, asegura Campos.

El futuro de la institución queda hoy en manos de la Asamblea Legislativa.
“Digamos que la Asamblea Legislativa tiene la opción de revivir una nueva Universidad Militar o decir que desaparezca del todo emitiendo un decreto de disolución“, precisó.

En el primer caso se dispondría de otra universidad estatal, pero Campos insiste en que esta situación es posible que si la Asamblea determina una asignación de recursos.


DEFICIENCIAS
Educación cuestionó una serie de deficiencias a la Universidad Militar:
- Falta de un local propio y adecuado para atender a su población estudiantil. Funcionaba en una casa.
- Carecía de un planta docente a tiempo completo y apta para las carreras que impartía.
- Falta de recursos de apoyo. La biblioteca presenta una cantidad de libros insuficientes para la población que atendía. Tampoco había laboratorios para el área de periodismo.
 

  HACIA ARRIBA


Derechos Reservados - El Diario de Hoy, El Salvador, C.A. - Aviso Legal