Turismo
 
Inicio del Sitio EL DIARIO DE HOY
 

 




CHAT
FOROS
CORREO
LA GUIA
CLASIFICADOS
EMPLEOS
TURISMO
ESPECIALES
EDICION MOVIL
ESCRIBANOS
CONOZCANOS


 
 

I CONOZCA A RUZ I EL LÁPIZ MÁGICO I

Carlos Alfredo Ruiz Moisa (RUZ)
ruz@elsalvador.com

Una caricatura con fondo, la gracia de RUZ


Por Ricardo Chacón

De lunes a viernes las páginas editoriales de El Diario de Hoy presentan a los lectores un artículo, un cartel, un mensaje de fondo de gran actualidad sobre los actores y el escenario de la realidad salvadoreña; y no me estoy refiriendo a los artículos de los diferentes autores que a diario toman el pulso de la opinión pública, sino de las caricaturas elaboradas por Ruz, Carlos Ruiz.

Y es que la caricatura de Ruz va más allá de unos trazos que tratan de divertir y entretener, se trata de un trabajo que conlleva un proceso interactivo de comunicación donde además, se revela una forma acuciosa de ver la realidad nacional.

La caricatura de Ruz es, por un lado, una forma de comunicación, y, por otro, es una forma distinta de ver la realidad. Una muestra de la obra de este caricaturista ha sido publicada en el libro 100 caricaturas sin gracia, publicación bajo los auspicios de CONCULTURA y prologado por David Escobar Galindo.

En general podemos decir que todo proceso de comunicación conlleva intrínsicamente la dinámica interactiva entre el que envía un mensaje y el que lo recibe; la comunicación es eso, la interrelación entre los hombres que buscan un objetivo común.

Este concepto, que va más allá de los elementos de la información y por supuesto más allá del mismo proceso de información, supone que uno de los elementos que hace que el hombre sea hombre es su capacidad de comunicarse, su capacidad de interrelacionarse con el otro; en sí la misma la caricatura en un verdadero proceso comunicativo donde existe interacción entre el autor y los lectores sino entre los mismos lectores.

Resalta en la caricatura en general, en particular la elaborada por RUZ, por lo menos cuatro cuestiones, a saber: un proceso de comunicación, una forma distinta de ver la realidad, critica social y lo pedagógico.

Una manera distinta de ver la realidad


La caricatura de Ruz es una síntesis apretada de los hechos de realidad,
por ejemplo,la depuración judicial o el mismo proceso económico nacional; o los temas alusivos a las cumbres presidenciales o la delincuencia juvenil. En este sentido, la caricatura de Ruz, es un método adecuado para "enseñar la realidad”; un enseñar que va desde revelar lo más oculto de un hombre o una situación hasta resaltar un detalle rico que genera una sonrisa o una carcajada.

Ruz al "enseñar” la realidad en sus caricaturas utiliza las técnicas del periodismo, lo que le da actualidad y una gramática muy particular para contar la realidad; por ejemplo, hay un constante reporteo para convertir los hechos en noticias; la noticia en su contexto para que realmente informe; y la información balanceada que permita que el lector obtenga su propio juicio.

Crítica social

La crítica social es uno de los elementos de la caricatura de Ruz; no se trata de un negativismo propio de los resentidos o una labor destructiva de los propagandistas, se trata de desmenuzar los hechos, presentarlos y resaltar uno u otro elemento; la impunidad judicial, el diálogo de sordos en la Asamblea Legislativa, el abuso de poder, la burocracia y otros, son temas continuamente tratados bajo la óptica de Ruz.

Y es que la crítica que realiza Ruz va encaminada no a destrozar a nadie, como, lo han querido ver algunos personajes que se han convertido en sujetos de las caricaturas, sino como un ejercicio donde se juzga y se exponen opiniones sobre los asuntos sociales; hay gente, sobre todo los de mente estrecha, que han confundido el concepto de crítica con el de murmuración que realizan algunos y han olvidado, o no conocen, que la crítica de Ruz trata de juzgar la realidad. Hay gente que aun no ha desechado el concepto despectivo de criticastro, el que sin apoyo ni fundamento ni doctrina censura y satiriza las obras de ingenio.

Pero la crítica de Ruz tampoco escapa a la desfiguración propia de la caricatura; se trata de una desfiguración, sin llegar al feísmo ni a la exageración propagandística; policías narizones y con muchos barros, ladrones o delincuentes con antifaz, piernas cortas y cabezones, trazos simples pero firmes, ojos grandes son algunos de los elementos de Ruz.

Función pedagógica


La caricatura de Ruz también tiene una función específica que es la de comunicar un mensaje, de proporcionar una demostración; es decir, tiene una función decisivamente pedagógica, en cuanto explica y ayuda a comprender más Fácilmente lo que todo el mundo sabe, aunque confusamente; lo que todo mundo dice pero nadie se atreve a publicarlo, lo que todo mundo se imagina pero, que no hay suficientes pruebas.

La situación económica, la imagen de los militares o los policías, el accionar de ciertos líderes de derecha o izquierda, la labor de los diputados,el cobro de impuestos y no sé cuántas cuestiones más son presentadas por Ruz de una forma pedagógica, de tal forma, que por un lado, se revela una realidad que en la cotidianidad es confuso y, por otro, nos muestra lo que la opinión pública piensa, cree y siente. He aquí uno de los elementos que hacen de la caricatura de Ruz sea tan gustada por el público, se crea una cierta identidad entre el autor y el lector.

 

 

  HACIA ARRIBA


Derechos Reservados - El Diario de Hoy, El Salvador, C.A. - Aviso Legal
   
CORREO GRATIS
Página principal de Mail
Usuario
Clave
 
¿No tienes cuenta?
Inscribete aqui!