Turismo
 
Inicio del Sitio Viernes 12 de Julio
 

 




CHAT
FOROS
CORREO
LA GUIA
CLASIFICADOS
EMPLEOS
TURISMO
ESPECIALES
EDICION MOVIL
ESCRIBANOS
CONOZCANOS


 
 

Los matapartidos

Hijo, quiero que pongás mucha atención en lo que te voy a decir. En la historia reciente de El Salvador surgió un peculiar grupo de políticos en el seno de la bandera rojiblanca.

Luis Laines
El Diario de Hoy
escenarios@elsalvador.com

Al primer chance se zafaron, ingresaron a la cúpula legislativa (con grandes sueldos y privilegios incluidos), tomaron un pedazo de tela, le pintaron unos cerros y un sol y, ¡ya está!, tenían su propio partido político.
Eso es bueno, sobre todo si los que tienen el poder están en deuda con vos por haber ayudado a subir el IVA.
Su problema era que tenían que arreglárselas para mantener presencia en la Casa del Pueblo, pero no tenían apoyo para garantizarlo. La solución fue simple: ganar diputados con los votos de otros.

El pago por lo del IVA fue precisamente eso.
Los verdes habían recibido algunos favores y los ex rojiblancos, ahora centro derechistas, reclamaban uno.
Así que juntaron las deudas de unos con las necesidades de otros.
Para algunos el acuerdo fue insano, porque juntó a los ex guerrilleros que mataron a los alcaldes de los verdes durante los 80s.

El resultado de todo esto fue que sólo uno de los siete regresó a la Casa del Pueblo y los verdes quedaron mermados.

Permaneció tranquilo hasta que pasaron dos años y volvió a surgir la necesidad de volver a someterse al escarnio popular, pero para elegir al Presidente.
Como sabían que solos desaparecerían y que los verdes no les volverían a hacer caso, entonces decidieron convencer a otros de crear un “gran proyecto de centro”.

Esta mezcla fue más caótica que la anterior coalición.
Había resabios de la “gerontocracia” de los verdes, otros verdes desplazados, un antiguo aliado de la guerrilla y ¡un ex arenero que tenía un restaurante-chupadero!
De los cinco que la formaron, sólo uno sobrevive, pero con otro nombre.
Cuando aquello era ya una causa perdida, abandonaron la nave, compraron un partido ya inscrito, estafaron al verdadero secretario general y cambiaron bandera.

Con la nueva cara han regresado con los verdes.
- Perdón, papá, ¿y de qué me sirve todo esto que me está contando?
- ¡Porque esta es la vida de El Salvador! Además, están a punto de volver a convencer a sus antiguos socios.
- ¿Y quiénes son tan ingenuos, papá?
- ¡Los verdes! Y dicen que la bandera de la coalición será un matapalo sobre un fondo gris.

 

  HACIA ARRIBA


Derechos Reservados - El Diario de Hoy, El Salvador, C.A. - Aviso Legal
 
 


escribame escribame escribame