Turismo
 
Inicio del Sitio Viernes 12 de Julio
 

 




CHAT
FOROS
CORREO
LA GUIA
CLASIFICADOS
EMPLEOS
TURISMO
ESPECIALES
EDICION MOVIL
ESCRIBANOS
CONOZCANOS


 
 

Palabras
El muro del imposible amor

Carlos Balaguer
El Diario de Hoy
editorial@elsalvador.com

Hubo otro muro en mi vida -también común al resto del mundo-. El muro que mi amor no pudo saltar. Mi lastre, mi pesadez, mi carga...

El ser amado era frágil, y de un salto -a lo Magrite y sus personajes ingrávidos- trepó hasta lo alto, y su rostro se iluminó por la luz de la ciudad del otro lado. Y vi dicha en sus ojos: “¡Ven, ven a ver!”, dijo jubilosa con su voz de joven escuelera. Pero, entonces, otra vez, no pude subir y volví a quedar abajo, pesado, sin la liviandad divina del amor.

El imposible muro que ilustra estas palabras simboliza la misma condición humana. Vemos A un vagabundo en la calle, sosteniéndose en dos bastones, camina dificultosamente hacia delante. Agobiado -quizá por los años, alguna enfermedad que lo invalida o alguna derrota- va, como todos, hacia algún lugar. Pero allá, al final de la calle, hay un muro. ¡La calle está cortada totalmente por un muro!

¿Cuántos no somos como ese trotamundos de soledad? ¿Te veis acaso, humanidad, como él, avanzando hacia el porvenir incierto, sin saber acaso si podrá trepar el muro y ver las ciudades del otro lado?
Las mismas ciudades que perdimos.

 

  HACIA ARRIBA


Derechos Reservados - El Diario de Hoy, El Salvador, C.A. - Aviso Legal