Domingo 2 de septiembre de 2001


Javier de Lope, ejemplo emprendedor mundial
Ingenio sin límite multiplica el dinero

Retomando el concepto de que "el empresario no nace, sino que se hace", un joven emprendedor mexicano, cree también que "para los negocios no hay edad". Su experiencia la expuso en el país

Lourdes Méndez
El Diario de Hoy

Una idea emprendedora surgida en 1995, en la mente de un joven de 16 años, fue la semilla para que seis años más tarde, Javier de Lope Francés sea ahora el sorprendente dueño de cuatro empresas mexicanas.

A sus 22 años, Javier no sólo ha formado las cuatro empresas sino que ha recibido los reconocimientos de "emprendedor del año" en México y Estados Unidos.

Con tan envidiable éxito, fruto de la disposición al trabajo, confianza en si mismo, ingenio y creatividad, Javier de Lope, explicó su experiencia en el IV Congreso Internacional de Jóvenes Emprendedores, organizado por la Escuela Superior de Economía y Negocios (Esen/2001).

Ante decenas de jóvenes latinoamericanos, interesados en descubrir e intercambiar el espíritu emprendedor, Javier narró cómo ha llegado a crear las siguientes cuatro empresas:

* Pins de Hard Rock Café México. Nació en 1995 y vende un producto coleccionable vía internet.

* Centro de Verificación Revisión de emisiones contaminantes en vehículos. Surge en 1998, de las utilidades que generaba la venta de pins en el internet.

De Lope sostiene que en ninguna de las cuatro empresas ha invertido su propio dinero. La primera empresa generó recursos para la segunda y tercera.

* Comercializadora Lofran. Especializada en la venta internacional de portarretratos, lámparas, y crucifijos. Nació en 1999.

* Publicidad universitaria Lofran. Elaboración y distribución de agendas universitarias de forma gratuita. Se financia con la publicidad que se adjunta en los cuadernos. Fue creada en el año 2000.

Deseoso de hacer crecer sus sueños, Javier buscó inversionistas estadunidenses para la empresa Comercializadora Lofran.

Las exportaciones han crecido y el producto se encuentra en tiendas internacionales como El Corte Inglés, de España, y Falabella, en Brasil. Las delicadas piezas de madera son elaboradas en México, por personal discapacitado (sordomudos). Con ello, de Lope dice estar rompiendo en su país el paradigma de que esas personas no pueden emplearse formalmente.

Emprendedor

Nacido en Puebla, México, e hijo de padres españoles, a sus 22 años Javier de Lope intenta demostrar a los jóvenes que el sentido innato de emprendedor puede ayudar a beneficiar a otras personas (al abrir oportunidades de empleo) y asegurarle el futuro al mismo joven emprendedor.

Reflejo de lo que predica es que dice costearse sus estudios de ingeniería industrial, con parte de las utilidades que le generan las cuatro empresas, y ya piensa estudiar la maestría en administración de negocios, en la Universidad de Harvard, Estados Unidos.

De buen carácter, accesible y sensato, de Lope aconseja a los jóvenes optimizar el tiempo en las ideas emprendedoras. "Sin invertir mi dinero dispongo de utilidades que también sirven para financiar al crecimiento de nuevas ideas emprendedoras", recalcó.


[Nacional] [Negocios] [Deportes] [Editorial] [Escenarios] [El País] [Chat]
[
Obituario] [Escríbanos] [Ediciones anteriores] [Otros Sitios] [Hablemos] [VIDA] [Guanaquín] [Vértice]
[
RUZ'01] [Portada] [Planeta Alternativo]

Copyright 1995 - 2001. El Diario de Hoy
Derechos Reservados. Prohibida su reproducción total o
parcial sin autorización escrita de su titular.
www.elsalvador.com