Jueves 16 de agosto de 2001


Honduras amarró a funcionarios

El Artículo 29 de la Convención de Viena establece que "la persona del agente diplomático es inviolable. No puede ser objeto de ninguna forma de detención o arresto". Las autoridades del país vecino detuvieron, esposaron y amarraron a los dos funcionarios

El Diario de Hoy

El gobierno de Honduras violó la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas al detener, esposar y amarrar a dos funcionarios salvadoreños destacados en la embajada en Tegucigalpa, a quienes acusan de espionaje a favor de El Salvador.

Por su parte, el gobierno salvadoreño dice que se tienen todos los indicios necesarios para sustentar tal argumento, pues, con ese procedimiento, las autoridades policiales del país vecino habrían violado esa ley internacional.

Esa situación es compartida por el embajador salvadoreño en Honduras, Sigifredo Ochoa Pérez, ya que los funcionarios salvadoreños "estuvieron detenidos seis horas, esposados y con los dedos pulgares atados", aseguró.

Todavía no se sabe si El Salvador procederá a denunciar internacionalmente a Honduras.

El pasado martes, las autoridades hondureñas detuvieron al mayor Alejandro Danilo Reyes Cerna, agregado militar adjunto de El Salvador en la embajada en Honduras, y a José Marquina Vargas, secretario de dicha representación diplomática.

Las detenciones ocurrieron a la 1:00 de la tarde del martes, y fueron llevadas a cabo por miembros de una unidad policial especializada de Honduras, cuando esperaban pasar consulta en el Hospital Militar "General Luis Alonso Discua Elvir", ubicado al sur de la capital hondureña.

Otras detenidas

Posteriormente se detuvo a las hondureñas Doris Magdalena Oliva, una ex secretaria del Ministerio de Defensa de ese país, y a Thelma Iris Aguilar, una ex bibliotecaria del Colegio Militar de Defensa Nacional de Honduras.

Ambas fueron remitidas al Juzgado Primero de Letras de Tegucigalpa, bajo los delitos de espionaje y traición a la patria.

Pero debido a que los funcionarios salvadoreños gozan de la inmunidad diplomática que les confiere su cargo en la embajada, fueron entregados seis horas después de las detenciones en el hospital militar, al embajador salvadoreño, Sigifredo Ochoa Pérez.

Ochoa Pérez dijo, vía telefónica, a la canciller salvadoreña, María Eugenia Brizuela de Ávila, que el canciller hondureño, Roberto Flores Bermúdez, lo citó a su despacho y le comunicó que Reyes Cerna y Marquina Vargas debían abandonar Honduras en un lapso de 24 horas, a partir del momento en que fueron detenidos por la policía.

Ayer por la mañana, ambos, vía terrestre, regresaron a San Salvador acompañados por otro funcionario de la embajada, el agregado Manuel Pineda Durán, y posteriormente se reunieron con el Ministro de la Defensa Nacional, Juan Antonio Martínez Varela, a quien rindieron informe de lo sucedido.

Defensa informó al viceministro de Relaciones Exteriores, Héctor Dada Sánchez, la versión de los dos funcionarios a los que Honduras acusa de espionaje que atenta contra su soberanía.

"Ellos niegan los cargos que se les imputan", explicó el vicecanciller Dada Sánchez.

Cinta de zapatos

En el hospital, "personal que no se identificó los detuvo, los amarró con las cintas de sus zapatos, los esposaron y los llevaron ante un juez que tiene en su poder los bienes que les fueron decomisados", detalló Dada.

Él se refiere a un vehículo y a una computadora portátil que fueron decomisados. "Les pedimos que les sean devueltas", agregó Dada Sánchez.

Los funcionarios diplomáticos no fueron notificados, en el momento de las capturas, de la causa que motivó esa acción, y no fue sino hasta las 6:30 de la tarde del mismo martes, cuando se encontraban frente a la autoridad judicial, que se les notificó que estaban acusados de espionaje.

Dada manifestó que, como gobierno, se sienten sorprendidos, pues las mismas autoridades hondureñas han revelado que las investigaciones se venían desarrollando desde hacía seis meses.

"Ha habido reuniones de presidentes, cancilleres, miembros de las fuerzas armadas..., y en ningún momento se nos hizo conocimiento, que es lo que correspondía", agregó el funcionario.

Hoy se inaugura la Cumbre del Grupo de Río, en Santiago de Chile.

Allí Brizuela de Ávila se encontrará con su homólogo hondureño, Roberto Flores Bermúdez, con quien tratará de abordar el tema.

Lea: Enlaces relacionados

www.laprensahn.com/natarc/0108/n15002.htm
www.tiempo.hn
www.latribunahon.com/2001/Agosto/15/pag3.htm


[Nacional] [Negocios] [Deportes] [Editorial] [Escenarios] [El País] [Chat]
[
Obituario] [Escríbanos] [Ediciones anteriores] [Otros Sitios] [Hablemos] [VIDA] [Guanaquín] [Vértice]
[
RUZ'01 [Portada] [Planeta Alternativo]

Copyright 1995 - 2001. El Diario de Hoy
Derechos Reservados. Prohibida su reproducción total o
parcial sin autorización escrita de su titular.
www.elsalvador.com