Martes 31 de julio de 2001


Ese miedo a escribir

El miedo al papel en blanco nunca se supera. Eso fue lo que ella dijo y, yo no sé por qué, me quede tiesa.

Por Telena

Es un viejo cuento de terror que tengo. Veo el papel en blanco (o la pantalla si es computadora) y veo un desierto, una aridez tremenda que hay que romper con letras.

Pero ella tiene razón. No queda de otra. Hay que enfrentarlo y vencerlo o se convierte en una especie de agujero blanco y nos traga.

A veces, me digo, puedo portarme un poco jardinera.

Puedo hacer de caso que mi página en blanco es un desierto y que ando por ahí dizque sembrando palabras como flores. Pero a ratos me siento cursi y lo dejo.

¿Te imaginás? "Ahora aboné la tierra con un poquito de gramática no vaya a ser que la plantita (la notita) se le muera", me dirás.

Entonces me viene un asco. Pienso en todas las notas muertas, secas, marchitas que pueblan las páginas de los periódicos y ya no quiero leer nada.

Pero justo cuando ese deseo se hace presente las palabras de ella regresan. Porque ella dijo: "Traté de leer todo lo que pude pero en desorden".

Sí, hay que leer. Eso me gustó. Ella lee a Rulfo, Castellanos y Fuentes, pero no desprecia a ninguno, ni a Dalton ni Tolstoi.

Tampoco hay que despreciar a los otros libros (que no saben que son libros), es decir, a la gente. Hay que alimentarse de sus vidas, de sus interminables historias y deliciosas charlas.

Eso sí. No creás que porque conocés vida y obra de una persona podés hacer un libro. "Todas las vidas son fascinantes pero el chiste es saber transportarlas", fue lo que ella dijo. ¿Transportarlas adónde? Pues a ese cuento de terror, a la página en blanco.

En fin, es que dijo tantas cosas. Sí, porque eso de leer a una escritora como Elena Poniatowska en un libro es ver la luna, pero escucharla en persona fue estar en la luna (subrayado y en mayúscula).

Por eso, si sos o estás estudiando para periodismo o si simplemente te gusta escribir seguí y perseguí con pasión ese deseo.

Escribí, sólo escribí. Ella dijo que nunca hizo una transición de periodista a escritora, porque fue simultáneo (Lilus Kikus fue, por cierto, su primera "novelita").

Quizá hace falta perder el miedo a todos esos miedos que nos acechan dentro y fuera de las redacciones, dentro, muy dentro de cada uno de nosotros, los que escribimos.


[Nacional] [Negocios] [Deportes] [Editorial] [Escenarios] [El País] [Chat]
[
Obituario] [Escríbanos] [Ediciones anteriores] [Otros Sitios] [Hablemos] [VIDA] [Guanaquín] [Vértice]
[
RUZ'01] [Portada] [Planeta Alternativo]


Copyright 1995 - 2001. El Diario de Hoy
Derechos Reservados. Prohibida su reproducción total o
parcial sin autorización escrita de su titular.
www.elsalvador.com