Martes 31 de julio de 2001


Francisco Kreysa "Nadie me ha dicho loco"

Amante de la velocidad desde pequeño, Francisco Kresya, campeón salvadoreño trial, a la hora de escoger un deporte con motocicleta escogió el trial por ser más 'lento' y con mayor exigencias técnicas.

Rodrigo Baires Q.

"La caída es parte de este deporte", dijo Francisco Kreysa, actual líder de la categoría expertos del Campeonato Nacional de Mototrial, luego de caerse durante la exibición de la disciplina deportiva en la cancha de fútbol del Colegio San Francisco. "¿No le dolió?", pregunte sin reparos pero para Kreysa no había ningún dolor.

Amante de la velocidad, algo que ha demostrado en el circuito de El Jabalí, el actual campeón nacional llegó de revote a practicar el trial luego que su familia se opuso a que practicara otra disciplina deportiva que convinara velocidad y motocicletas. "Un tío había hecho trial en los años 70's y mi madre me dijo que 'si quería practicar algún deporte en motocicleta sería el trial'", recordó.

Detrás estaban diez años de experiencia de trial en bicicleta y los ánimos para ello. "El trial te da un control total sobre la moto... Aprendés a conocer la moto y lo podes prácticar en cualquier lugar, además que no es tan peligroso como el motoenduro o el motocross por la velocidad y el peso de las motocicletas", comentó.

¿Locura o pasión? Para Kreysa es más la segunda. "Nadie me ha dicho loco en todos estos años de practicar este deporte", reafirma al tiempo que recuerda que sólo en una ocasión ha tenido un accidente relevante haciendo trial. "Había dejado de practicarlo y de la nada quize hacer una 'locura' de las que hacía unos tres años atrás pero con cincuenta libras de más... Por cansancio terminé en el suelo y con una costilla rota", relató.

A la larga, Francisco ha logrado convertirse en uno de los mejores trialistas nacionales con más de 13 años de práctica e impulsó a su hermano menor, Andrés, a enlistarse en este deporte.

Ahora los dos hermanos comparten su tiempo libre tratando de sortear obstáculos en los circuitos diseñados por el Club Moto Trial de El Salvador.

Una moto especial

La mayor diferencia entre las motos de trial y las de enduro o las de bicicross está en la falta del asiento. La modificación le permite a los trialistas realizar sus maniobras con mayor facilidad.

Como en la mayoria de las motos posee seis pero tienen mayor potencia (torque) que permiten una mayor aceleración desde la primera.

El peso varia de acuerdo a las diferentes marcas pero oscila entre las 140 y 160 libras, lo que hace menor el riesgo

El precio de las motocicletas para trial varia deacuerdo a su marca y el estado de la misma. Entre las usadas se pueden encontrar motos desde ¢17,000 colones y entre las nuevas desde los ¢40,000 a los ¢60,000 colones, si desea tener el último modelo del mercado.

Puede alcanzar velocidades hasta de 120 kilómetros pero en una competencia es poco frecuente que se sobrepase los 20 ó 30 kilómetros por hora.


[Nacional] [Negocios] [Deportes] [Editorial] [Escenarios] [El País] [Chat]
[
Obituario] [Escríbanos] [Ediciones anteriores] [Otros Sitios] [Hablemos] [VIDA] [Guanaquín] [Vértice]
[
RUZ'01] [Portada] [Planeta Alternativo]

Copyright 1995 - 2001. El Diario de Hoy
Derechos Reservados. Prohibida su reproducción total o
parcial sin autorización escrita de su titular.
www.elsalvador.com