< Inicio del sitio

CHAT
FOROS
CORREO
LA GUIA
CLASIFICADOS
EMPLEOS
TURISMO
ESPECIALES
EDICION MOVIL
ESCRIBANOS
CONOZCANOS
 
 



Puntos cardinales

Gran exposición de pintura salvadoreña

Este recorrido pretende no solo reflejar el gran potencial creativo de nuestros artistas, sino resaltar nuestro desarrollo artístico.

El Diario de Hoy

El Descendimiento
Rosa Mena Valenzuela
Óleo
1.05 x 1.70 cms

Denominada así porque la exposición está basada en los géneros de la pintura del siglo dieciocho que eran el punto de partida de la enseñanza del arte en las academias europeas.

Estos géneros siguen siendo categorías importantes en la historia del arte y son en orden de importancia:

- Pintura histórica

- Retrato y desnudo

- Paisaje

- Naturalezas muertas o bodegones.


Los cuatro temas ordenan contundentemente la obra de los maestros Carlos Alberto Imery y Valero Lecha, figuras centrales en la difusión de nuestro arte y son también el punto de origen de los muchos temas favorecidos por los artistas salvadoreños hoy en día
.
La exposición propone marcar la “brújula creativa” de nuestros artistas con estos puntos cardinales que interpretados y ampliados proponen un itinerario por algunos de los momentos claves del arte salvadoreño reflejado en obras seleccionadas de la colección nacional, la colección Forma y complementado con un pequeño número de obras provenientes de colecciones privadas.

Considerando la apertura que existe en estas 4 categorías se han denominado los recintos de la Gran Sala como: Memoria y Cultura, Rostros y Figuras, Entorno y Materia y Realidad y Fantasía. Este recorrido pretende no solo reflejar el gran potencial creativo de nuestros artistas, sino también resaltar el papel central del arte como reflejo de nuestro desarrollo artístico, histórico y de nuestra identidad.

La propuesta espacial de la Gran Sala, la constituye un espacio central, al cual se accede por dos amplios corredores. Desde este espacio de forma exagonal, se llega a cada una de las cuatro salas, las cuales corresponden a cada uno de los cuatro temas definidos por el curador.

Desde el espacio central, compuesto por páneles de 5 metros de altura, se pueden observar, a través de cuatro ventanas, obras emblemáticas de cada uno de los temas de las cuatro áreas, convirtiéndose en invitaciones visuales para ingresar a cada uno de esos espacios.

Las salas pueden ser visitadas en el orden de preferencia del visitante, pues cada tema puede ser visitado en forma independiente.

Dentro de los recintos, las obras se han colocado en orden cronológico (por fecha de ejecución) de manera que pueda observarse el desarrollo de la pintura en forma progresiva.

La iluminación del espacio central, se conforma por una serie de luminarias que refuerzan su importancia, las salas por su parte contarán con iluminación concentrada sobre las obras, para centrar la atención del visitante.

Sala 1

Memoria y Cultura


La historia del país, sus valores sociales, morales y políticos están representados en esta sala. Los artistas salvadoreños pintan la vida cotidiana, los eventos históricos, a nuestra gente, creencias y costumbres. Las obras representadas nos muestran a una sociedad en constante transición que se desarrolla con rapidez y enfrenta todos los retos impuestos por el siglo XX.

Sala 2

Rostros y Figuras


El rostro y la figura humana son temas favoritos de los artistas salvadoreños. En la primera mitad del siglo pasado vemos exploraciones para captar la esencia y la belleza del cuerpo humano, así como un fuerte impulso por parte de los artistas por dignificar al indígena retratándole insistentemente para afirmar su posición en nuestra sociedad.

A partir de los años 60, los artistas desfiguran los cuerpos, los seccionan para erotizarlos o los reinterpretan para introducir temas en los que exploran la belleza, la individualidad, la sexualidad, la vida y la muerte.

Sala 3
Realidad y Fantasía


Los bodegones o representaciones de los objetos que nos rodean fueron considerados en la jerarquía de los géneros de la pintura como una de sus expresiones menos importantes. Sin embargo, a partir del siglo XIX y como efecto de la industrialización este tema se amplía y se vuelve más interesante al integrar objetos que son sinónimos de la modernidad.

En El Salvador, los artistas representan la realidad con apego, pero también dan rienda suelta a su imaginación creando animales fantásticos, reinventando flores y frutos, así como objetos utilitarios que conviven con figuras en mundos imaginarios en donde no cumplen ninguna función real.

Sala 4
Entorno y Materia


El paisaje rural y urbano son explorados en el arte para establecer una conexión directa con la tierra. En la primera mitad del siglo pasado, el paisaje es idealizado y representado de manera naturalista.

A partir de los años 30 surgen propuestas que eliminan el horizonte como referencia y tratan de representar el paisaje a través de las formas y el color. Estos experimentos se consolidan en los años 60 cuando los artistas transforman el concepto del paisaje, utilizando materiales que añaden textura a las obras y que ofrecen nuevas posibilidades para representarlo.

El uso de símbolos, códigos y fenómenos naturales permite también nuevas referencias al mundo real o imaginario.

 

< REGRESAR AL INICIO

Click

  HACIA ARRIBA


Derechos Reservados - El Diario de Hoy, El Salvador, C.A. - Aviso Legal